11 de febrero de 2014 00:28 AM
Imprimir

Con bosta de vaca, generan energía eléctrica y fertilizantes

Profesionales de la Chacra Experimental Chascomús del Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires se encuentran desarrollando un proyecto de biodigestión en tambo, a escala comercial, para obtener generación de energía eléctrica a partir de los purines (bosta y orina) de los animales. Elaborado con fines experimentales, contempla un objetivo demostrativo para […]

Profesionales de la Chacra Experimental Chascomús del Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires se encuentran desarrollando un proyecto de biodigestión en tambo, a escala comercial, para obtener generación de energía eléctrica a partir de los purines (bosta y orina) de los animales.

Elaborado con fines experimentales, contempla un objetivo demostrativo para productores de la región, de manera trabajar en su adaptación y ampliar su utilización por más actores, ya sea de la actividad pecuaria como del sector industrial.

El biodigestor permitirá producir energía para alimentar un grupo electrógeno de la Chacra, con una generación potencial de excedentes energéticos que podrían ser volcados, en un futuro, a la red.

El proyecto de la cartera, que conduce el ministro Alejandro “Topo” Rodríguez, se encuentra actualmente en construcción, con un avance del 60% del total de obra, y se espera que dentro de los próximos 4 meses pueda estar en funcionamiento.

Junto al Ministerio de Asuntos Agrarios, el proyecto cuenta con la participación del Programa Provincial de Incentivos para la Generación de Energía Distribuida del Ministerio de Infraestructura, y que integra el Foro Regional Eléctrico de la Provincia de Buenos Aires (FREBA).

Características

La iniciativa consiste en la instalación de un biodigestor anaeróbico, del tipo pistón, de 200 m3 que trabajará en distintas temperaturas dentro del rango mesofílico (18ºC a 39ºC), y una pista de hormigón con comederos que permita concentrar los purines que alimenten al biodigestor.

Su funcionamiento es una fermentación del tipo anaeróbica realizada por medio de microorganismos encontrados en las deyecciones (bosta y orína) generadas por el rodeo del tambo de la Chacra, que en la actualidad cuenta con 200 vacas en ordeñe.

Por medio de esta fermentación anaeróbica se liberan gases, básicamente metano entre 55 y 70% en volumen, y dióxido de carbón (CO2), los cuales pueden ser aprovechados como fuente energética, transformándose en un sustituto de los principales insumos energéticos del establecimiento, al posibilitar el reemplazo del gas licuado de petróleo (GLP).

Beneficios

Este proyecto incluye múltiples objetivos y beneficios. Entre los más destacados se encuentra el de constituir una innovación tecnológica, generadora de mayor valor agregado, así como la promoción de energías alternativas limpias que preservan el medio ambiente, al mismo tiempo que permite resolver, en parte, el manejo de los efluentes en tambo.

También es importante resaltar la obtención de un subproducto de alto valor, a partir de la utilización de un efluente que servirá como sustitución de parte de los fertilizantes químicos, en el propio establecimiento.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *