12 de febrero de 2014 13:04 PM
Imprimir

Frigoríficos son cautos al pensar en nueva cuota rusa

La industria frigorífica uruguaya se mostró cautelosa frente a la posibilidad de poder exportar cortes de alto valor en el marco de la nueva cuota rusa en compensación por su ingreso a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Las negociaciones con la Federación Rusa para que Uruguay pueda acceder a una cuota de carne de alta calidad comenzaron en agosto de 2012.

Más allá del avance logrado tras la visita del director del Servicio Federal Veterinario y Fitosanitario de la Federación Rusa, Sergey Dankvert, al stand del Instituto Nacional de Carnes (INAC) en la Prodexpo Moscú -la feria cárnica y alimentaria más importante de ese país-, tienen varios pasos por cumplir.

El cupo surgió en compensación al ingreso de Rusia a la Organización Mundial de Comercio y Uruguay busca a toda costa mejorar la definición de carne de alta calidad.

La delegación uruguaya que participa de la Prodexpo Moscú, encabezada por el presidente del INAC, Luis Alfredo Fratti, planteó que la definición de carne de alta calidad rusa, no mantuviera una obligación de que se terminaran los animales a grano, para que quienes poseen animales en pradera pudieran suplementar, al tiempo que los vacunos que no entren en la Cuota 481 (la de alta calidad de la Unión Europea) puedan ingresar al nuevo cupo ruso.

Fratti junto al embajador uruguayo en Rusia Anibal Cabral se reunieron el lunes con Dankvert.

La industria frigorífica uruguaya, sin restarle méritos a los avances, es mesuradamente optimista en cuanto a las posibilidades de poder ingresar dentro de esta nueva cuota, porque faltan muchos pasos en el marco de una negociación política que lleva su tiempo.

“No se exportará hoy, ni subirán hoy los precios. Las negociaciones todavía tienen que encaminarse por los canales correspondientes”, aseguró a El País desde Moscú Gastón Scayola, vicepresidente de Frigorífico San Jacinto.

El industrial reconoció que de concretarse el ingreso a futuro, la nueva cuota otorga “posibilidades de exportar otras cosas sin impuestos”.

Afirmó que “es importante porque Estados Unidos está inhabilitado por la presencia de raptopamina y Australia está medio inhabilitado por habérsele encontrado hormonas. Hay muchos competidores fuera de competencia, por lo que puede ser una puerta para Uruguay a futuro”.

Por su parte, Jorge González, director de Frigorífico Solís dijo a El País que “hasta que Uruguay no esté operativo no se podrá explorar el mercado”, pero al igual que Scayola reconoció “las ventajas arancelarias que tendría el acceso a esta cuota. Ahí competiríamos a la par de Australia, Nueva Zelanda y otros exportadores”.

Ayer Uruguay realizó con éxito una nueva degustación de carne de alta calidad en el Hotel Hyatt en Moscú, buscando mostrar el potencial de sus cortes de alto valor.

Actualmente, el grueso de las exportaciones a Rusia son de carne congelada y son cortes del delantero bovino con destino a industria.

Realidad.

Estos días en la Prodexpo Moscú los importadores rusos muestran preferencias por menudencias como lenguas bovinas e hígados.

“Cuesta consolidar los US$ 7 por kilo costo y flete en destino y hay bastante demanda por hígados. En cortes congelados hoy Brasil y Paraguay marcan los precios en el mercado”, aseguró ayer a El País el broker Alejandro Berrutti de United Breeders & Packers.

La demanda por menudencias creció luego de que los servicios sanitarios de Rusia dejaran a Australia fuera de mercado, tras detectar residuos de anabólicos en sus carnes.

En cortes, “hoy Rusia está ofreciendo precios US$ 200 o US$ 300 por debajo de los que nosotros necesitamos” aseguró el vicepresidente del Frigorífico San Jacinto.

“De todas maneras, hay que esperar la nueva distribución de cuota – a mediados de marzo- para ver algún posible flujo de negocios. Hoy por hoy los números no dan”, reconoció Scayola.

Los cortes del delantero que se enviaban a Rusia, hoy van a China que paga mejores precios y cuya demanda sigue al alza.

Eso ya se reflejó en las exportaciones de carne a Rusia que en 2013 cayeron a la mitad del año anterior. En 2012 se habían exportador US$ 294,9 millones a Rusia y en 2013 fueron US$ 147 millones.

Por su parte, el broker Juan Galimberti, presente en la Prodexpo Moscú, dijo al programa Valor Agregado de radio Carve que Rusia “está devaluada buscando productos baratos y bajando precios. El que importaba cortes caros hoy importa más baratos y busca moverse en la especulación existente”.

Según la visión de este operador, si se entra en la nueva cuota, en caso de Uruguay la exportación “no creo que se llegue, máximo, a 2.000 toneladas para hoteles y restaurantes”.

Carne y ballet se unen para crecer

Las carnes uruguayas (INAC) y el Ballet Nacional del Sodre (BNS) unieron esfuerzos en Rusia. Ahora, a través de un acuerdo entre ambas instituciones se promociona en la Prodexpo Moscú la calidad de la carne uruguaya. “La calidad no es un accidente, es el resultado de un proceso inteligente”, es la frase que se visualiza en el stand de INAC, junto a las imágenes de la primera bailarina del BNS María Noel Ricetto y el cuerpo de baile del Sodre. “Cada paso importa y eso hace la diferencia”, es el concepto del ballet que dirige Julio Bocca, en un país como Rusia donde esta disciplina es relevante. En el video que se ve en el stand, bailarines del BNS danzan en medio de una pradera donde pasta el ganado en la estancia San Pedrito del Colorado, informó la web de Presidencia.

Fuente: El Pais

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *