15 de febrero de 2014 01:23 AM
Imprimir

Egacaracol, por una planta de cría y engorde del caracol

ESPAÑA : La asociación firma un convenio con el Ayuntamiento y la UCO.

La asociación Egacaracol, integrada por jóvenes cordobeses interesados en el fomento de proyectos de investigación y desarrollo dentro del campo de la industria agroalimentaria helicícola, así como a la formación del personal investigador, técnico y comercial relacionado con los mismos ha firmado con el Ayuntamiento de Cabra y la Universidad de Córdoba un convenio de colaboración para el desarrollo de una planta experimental de cría y engorde del caracol.

Así lo ha dado a conocer el Consistorio a través de una nota de prensa de la Alcaldía, indicando que el Ayuntamiento colaborará con este proyecto de trabajo, mediante el fomento de la iniciativa empresarial en torno a la helicicultura, cediendo por un espacio de 2 años, una superficie aproximadamente de 140 metros cuadrados situados junto al vivero municipal, para la implantación de la mencionada planta experimental.

Por su parte la Universidad de Córdoba -continúa la nota-, a través de su departamento de Producción Animal, acepta participar en este proyecto de acuerdo con el objetivo de impulsar la puesta en marcha y viabilidad de una empresa en el sector helicícola en Cabra.

Para ello la universidad cordobesa cuenta también con el apoyo técnico que se ofrece a través de la Unidad de Apoyo a la Gestión Ganadera de Diputación Provincial de Córdoba gracias al convenio firmado con la delegación de Agricultura y Medioambiente.

 

CONSUMO El consumo de caracoles en España se situaría en unos 400 gramos por persona, según los datos estimativos que ofrece el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), aunque debe tenerse en cuenta que se trata de un producto sobre el que es difícil contar con cifras reales de consumo.

España es el segundo importador mundial de caracoles, por detrás de Francia. En la mayoría de los casos, el origen de este consumo es silvestre, mientras que el porcentaje de caracol de producción sería del 35%, según los mismos datos. La helicicultura se ha convertido en una forma más de obtener y consumir caracoles, de manera controlada. A pesar de su progreso, esta actividad aún es minoritaria en el ámbito de la producción animal destinada a su consumo. Por este motivo, la regulación de la cría, producción y comercialización de caracoles se somete a las normas sobre sanidad animal en las explotaciones ganaderas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *