15 de febrero de 2014 21:52 PM
Imprimir

La necesidad de las fábricas mantuvo firme el precio de la soja argentina

Si bien iniciaron la jornada con una propuesta US$ 10 inferior a la del jueves, luego debieron elevar la oferta hasta los 360 dólares; creció el volumen de negocios en Rosario.

El precio de la soja argentina se mantuvo firmeayer en el mercado disponible local, producto de la necesidad de mercadería evidenciada por las fábricas ubicadas en la zona de Rosario, que requieren de materia prima para reducir la capacidad ociosa.

Según informó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), durante la rueda de ventas los compradores propusieron US$ 345 por tonelada con entrega inmediata sobre Timbúes, General Lagos, Ricardone, San Martín y sobre San Lorenzo, un valor inferior en US$ 10 al vigente el jueves. “Sin embargo, ante la gran necesidad de materia prima, algunos participantes convalidaban hasta US$ 360 por tonelada para la soja cuya entrega se asegurara antes del 28 del actual”, indicó la entidad en su reporte diario.

Por soja para los primeros días del mes próximo, los interesados mantuvieron estable su oferta, en US$ 315 por tonelada, en tanto que elevaron de 300 a 305 dólares la propuesta por la oleaginosa con entrega entre el 15 de marzo y el 15 de abril.

“Sumando la actividad de los principales compradores, se arribó a un volumen de operaciones superior a las 60.000 toneladas de soja”, destacó ayer la BCR. En la rueda anterior, la entidad calculó negocios por 35.000 toneladas.

En los puertos del sur de Buenos Aires, la soja se negoció con mayoría de alzas. En efecto, por grano disponible los exportadores pagaron $ 2600 en Bahía Blanca y $ 2550 en Necochea, 20 y 40 pesos por encima de los valores vigentes anteayer, respectivamente. En cuanto a la soja nueva, la demanda ofreció US$ 300 para la primera de las terminales, US$ 2 más que el jueves, y US$ 295 para la segunda, sin cambios.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones febrero y mayo de la soja subieron US$ 7,50 y 1,10, mientras que sus ajustes fueron de 363 y de 300,10 dólares.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron bajas de US$ 2,48 y de 2,03 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 491,45 y de 486,85 dólares por tonelada. Luego de las importantes subas del jueves, los inversores concretaron ayer una toma de ganancias, con el consecuente efecto bajista sobre las cotizaciones.

Entre los factores que alentaron la toma de ganancias se destacó la posibilidad de que el jueves próximo el USDA, en su conferencia anual, releve la intención de siembra de soja 2014/2015 en los Estados Unidos por encima de los 31,59 millones de hectáreas proyectados anteayer por el propio organismo en su reporte de largo plazo, que fue elaborado varios meses atrás.

Maíz y trigo

Los precios del maíz argentino se mantuvieron estables, dado que los exportadores pagaron $ 1220 por tonelada disponible en Bahía blanca y $ 1200 en San Martín y en Arroyo Seco. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron ayer entre 1130 y 1280 pesos por tonelada, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

El maíz de la nueva cosecha se cotizó a US$ 160 en Bahía Blanca y a US$ 155 en Necochea y en la zona de Rosario. En el Matba, la posición abril se mantuvo estable, con un ajuste de US$ 158 por tonelada, mientras que el contrato julio bajó US$ 1 y terminó la rueda con un valor de US$ 155.

Las posiciones marzo y julio del maíz en la Bolsa de Chicago subieron ayer US$ 1,87 y 1,58, mientras que sus ajustes resultaron de 175,29 y de 179,13 dólares por tonelada. A diferencia de lo que ocurrió con la soja, un funcionario del USDA indicó ayer que en la conferencia anual del organismo del jueves próximo se relevaría una intención de siembra de maíz 2014/2015 por debajo de los 37,87 millones difundidos anteayer por el propio organismo en su reunión de proyecciones de largo plazo.

Respecto del trigo, los exportadores pagaron US$ 225 por tonelada en Bahía Blanca y entre 1750 y 1800 en la zona de Rosario, sin cambios. La BCBA informó que los molinos pagaron entre 1500 y 1850 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba, los contratos marzo y julio de trigo perdieron US$ 2 y 1, mientras que sus ajustes resultaron de 238,50 y de 246,50 dólares.

La posición marzo del trigo en Chicago y en Kansas subió ayer US$ 1,10 y 0,64, en tanto que su ajuste resultó de 219,91 y de 247,84 dólares por tonelada, respectivamente. En el balance de la semana, este contrato sumó un 3,64 y un 3,89% frente al cierre del viernes anterior, de 212,19 y de 238,56 dólares. La preocupación por los trigos de invierno estadounidenses y los problemas de logística en Canadá, producto de la intensa ola de frío, fueron los principales fundamentos alcistas.

Cabe recordar que para el trigo estadounidense la semana comenzó con el dato alcista del recorte de las existencias finales 2013/2014 hecho por el USDA en su informe mensual, en el que relevó el stock en 15,19 millones de toneladas, por debajo de los 16,55 millones de enero y de los 16,41 millones previstos por el mercado.

Por último, el girasol se negoció a $ 2300 en Rosario, sin cambios

Fuente: La nacion

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *