20 de febrero de 2014 01:42 AM
Imprimir

Bolivia : Peladores de pollos invierten en mataderos bajo normas de seguridad e inocuidad

El 45% de los pollos que se faenan por día en Santa Cruz es producido por pequeños avicultores. En una extensión de 110 hectáreas, ubicado en Peji, y con una inversión de más de $us 1,5 millones, los afiliados de la Asociación de Peladores de Pollo Manual Andrés Ibáñez construirán más de 50 mataderos con […]

El 45% de los pollos que se faenan por día en Santa Cruz es producido por pequeños avicultores. En una extensión de 110 hectáreas, ubicado en Peji, y con una inversión de más de $us 1,5 millones, los afiliados de la Asociación de Peladores de Pollo Manual Andrés Ibáñez construirán más de 50 mataderos con el objetivo de desocupar los espacios que se encuentran diseminados en las distintas zonas de la capital cruceña.

Loly Rivero, presidente de la asociación, indicó que cada uno de los afiliados construirá su matadero, con capacidad para faenar hasta 4.000 pollos por día. “Este predio lo adquirimos por necesidad, por deseo y anhelo de muchas personas, porque siempre quisimos estar todos juntos en un solo lugar”, comentó.

La arquitecta del proyecto, Yina Ribera, señaló que ya cuentan con la aprobación de uso de suelo por parte del municipio de La Guardia.
“En la normativa del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) nos permiten pelar hasta 4.000 pollos por día, si nosotros superamos tenemos que pasar a una categoría superior, con otros requisitos”, informó el asesor técnico de la asociación, Róger Cabrera.

El complejo de mataderos contará con los servicios básicos como energía eléctrica, agua, calles de acceso, además de laguna de oxidación, planta procesadora de residuos sólidos (plumas, sangre y vísceras), lo que se convertirá en harina para alimentar a pollos y chanchos. Ribera informó que en el lugar habrá una planta de derivados de pollo, a fin de darle un valor agregado al consumidor.



Urgen los mataderos

Pollos

 

 

 

 

 

Desde el Senasag, el jefe distrital Mauricio Ordóñez comentó que es urgente que los peladores de pollo a mano dejen la mancha urbana y que ve con buenos ojos la iniciativa de esta asociación, aunque deben primero presentar el proyecto para la construcción del mismo por la dirección nacional. “Una vez aprobado el proyecto se debe realizar la construcción, o drs cuando se dé cumplimiento a todas las observaciones recién se da el registro sanitario”, indicó Ordóñez.

El jefe distrital contó que hasta la fecha ningún matadero de este tipo ha solicitado su registro sanitario, por lo que a cualquiera que se encuentre funcionando sin el mismo estará sujeto a sanciones y clausura. “Tenemos un plazo para presentar nuestros proyectos; estimamos que en menos de un mes comencemos a construir, con base en un modelo aprobado por el Senasag”, dijo Rivero.

Justamente la falta de higiene en el proceso del pelado de pollo es que ha puesto en alerta al Senasag ocasionando que se emita una normativa de cómo debe ser el proceso, a fín de proporcionar la inocuidad de este tipo de carne.

¿Pollos mairaneños?

Si bien se conoce como pollos mairaneños a este tipo de producto, Rivero señaló que son muy pocos los pollos de esa zona que llegan a los mataderos locales.
El nombre viene por el color del pollo, pues al ser desplumado manualmente se mantiene la cutícula del mismo, que le da la tonalidad amarillenta.

En sí, la mayoría de los pollos que los afiliados manejan son traídos de la zona de El Torno, La Guardia y Santa Cruz. La crianza es la misma, sea de Mairana o de aquí. Nosotros los criamos con solo maíz, por eso es amarillo”, dijo Rivero.

Esperan que con este emprendimiento, otros faenadores se animen a formar parte de la asociación, para garantizar productos de buena calidad a la población, pues creen que ya es hora de dejar los espacios en la ciudad
La crianza es la misma en Mairana o aquí. Los criamos con maíz, por eso es el color
Loly Rivero – Pdta. Asociación de peladores de pollo
90 mil dólares es el costo mínimo para la construcción de un matadero de pollo pelado a mano
120 mataderos pueden entrar en el terreno de la asociación de peladores de pollo ubicado en Peji


CENSO AVÍCOLA 

Granjas crecen un 54,5%

Según el censo realizado en 2011 por la Gobernación de Santa Cruz y la Asociación Departamental de Avicultores (ADA), en los últimos cinco años antes de la encuesta, el número de granjas avícolas registró un aumento de 54,5%. En ese momento existían 1.446 granjas avícolas de tipo comercial, que contaban con 4.196 galpones y 16.274.441 aves encontradas en el momento del censo.
La provincia Andrés Ibáñez ocupa el primer lugar, con el 37% de los establecimientos agrícolas y el 53% de las aves comerciales.
El coordinador del área de sanidad aviar del departamento de Sanidad Alimentaria de la Gobernación comentó que en este censo se descubrió que curiosamente en la provincia Florida, Samaipata ocupa el primer lugar como municipio en cuanto a cantidad de granjas y aves, desplazando a Mairana, que en censos anteriores ocupaba siempre este puesto.
“Hay que conocer que el pollo mairaneño, en realidad su principal mercado es Cochabamba, no así Santa Cruz”, dijo Sánchez. Para este año se tiene planificado realizar nuevamente un censo y conocer el crecimiento que ha tenido el sector.

Punto de vista
 

Las buenas prácticas en manufactura y sanidad
Hernán Sánchez – Coord. Sanidad Aviar – Gobernación

Antes de realizar la instalación de un matadero se debe solicitar un registro e inspección previa.
En la inspección se determinará la visita de las autoridades oficiales para que hagan una verificación in situ del lugar o lugares donde se pretende construir. Esto se debe realizar antes de comprar el terreno, porque no serviría de nada adquirirlo y después que le digan que no es el sitio indicado.
El predio debe contar con servicios básicos mínimos para que sea viable, es decir, caminos de acceso, electricidad y mucha agua. Además, estas unidades trabajan con bastante volumen, así que también se requiere un espacio para la eliminación del líquido residual, o sea para lagunas de oxidación y odorización, esta última elimina olores.
La norma plantea las buenas prácticas de manufactura y sanidad. Básicamente, si hablamos de instalaciones, deben tener espacios que estén limpios para que el producto salga inocuo, además que no debe generar contaminación.

Si entramos a la parte operativa, el matadero debe estar diferenciado en sus secciones, ya que  las normas internacionales exigen que el pollo que será faenado debe tener bienestar animal.
En el área intermedia, hay varias formas de realizar el desangre, una de ellas es con el cono. De ahí se lo pasa a otras secciones, donde están el chiler o escaldadoras con agua caliente, luego se puede sacar las plumas con las manos.
Todas las áreas deben ser limpias y aireadas para evitar la contaminación. En el área de eviscerado se debe tener mucho cuidado porque si se llega a reventar un intestino, esto puede contaminar con materia fecal las carnes .

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.eldeber.com

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *