22 de febrero de 2014 11:13 AM
Imprimir

Crítico informe del Capitolio sobre la situación argentina

En un documento interno advirtió sobre el efecto de la inflación y la devaluación.

WASHINGTON.- Los legisladores de Estados Unidos disponen desde esta semana de un duro informe oficial sobre la situación de la Argentina.

El documento advierte sobre la difícil situación económica del país -“con alta inflación, caída de reservas y devaluación”- y medidas oficiales que llevaron a un creciente “deterioro del clima de inversión”, algo que desalienta, sobre todo, no a las empresas que ya están en el país, sino a aquellas que pueden optar entre varios países como destino para un proyecto.

En lo político, el texto se hace eco de las presiones del gobierno de Cristina Kirchner contra la prensa independiente, y afirma que, en la actualidad y tras haber logrado dos períodos como presidenta, “no puede optar” a un tercero.

El texto se detiene, especialmente, en los “incumplimientos” internacionales de la Argentina. Detalla en ese punto no sólo cómo eso la inhibe de acceder a los mercados internacionales de crédito, sino también a líneas de financiamiento específicas del sistema norteamericano.

En sus lineamientos, el diagnóstico no es novedoso. Con variantes, ha sido repetido en las últimas semanas por diversos centros dedicados a temas regionales en esta ciudad. La particularidad, en este caso, es que el diagnóstico fue hecho por la Oficina de Investigaciones del Capitolio (el Congressional Research Service, CRS, por su sigla en inglés), a cuyos trabajos no sólo se le reconoce calidad e imparcialidad, sino que constituyen una fuente básica de información para legisladores.

Con más de 600 investigadores de distintas disciplinas y un presupuesto anual superior a los cien millones de dólares, el CRS trabaja directamente para los 600 integrantes del Congreso. Sus informes no son públicos y se les reconoce no sólo independencia de criterio, sino fiabilidad.

“América latina y el Caribe. Asuntos clave para este período de sesiones”, es el título del documento que el servicio cerró esta semana y al que tuvo acceso LA NACION.

Además de consideraciones generales, el texto hace foco en un puñado de países, entre ellos, la Argentina. “Cada tanto hay tensión en la relación bilateral”, dice el capítulo apenas arranca.

Advierte que el “clima de inversión se ha deteriorado” por medidas oficiales “adoptadas en estos últimos años”, y que eso afecta especialmente a quien tenga en mente no tanto continuar como sí iniciar un proyecto de inversión en el país. “De los 24 casos que la Argentina tiene todavía pendientes de resolución en el Centro de Arbitraje del Banco Mundial [Ciadi], ocho -la tercera parte- corresponden a empresas de los Estados Unidos”, señala.

Recuerda también los problemas del país con sus acreedores, desde los privados, como el caso de los bonistas, hasta los institucionales, como el Club de París. “Hasta que eso no se resuelva la Argentina estará inhabilitada no sólo para financiarse en el mercado internacional, sino también para acceder a sistemas de préstamo específicos de los Estados Unidos”, diagnostica.

“Hay miembros del Congreso que expresaron preocupación por la situación de la democracia en el país, así como por las crecientes dificultades económicas”, señala en otro de sus párrafos.

El texto enumera los “desafíos económicos” del gobierno de Kirchner. Además de la solución de la deuda impaga, describe el cuadro de “alta inflación, caída de reservas y devaluación de la moneda”, todo lo que hace que “se ponga especial atención” en lo que ocurre.

Fuente: La Nacion

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *