27 de febrero de 2014 22:19 PM
Imprimir

Para The New York Times, Argentina “está en proceso de convertirse en Venezuela”

  “Es difícil de desterrar la esperanza del corazón del hombre, pero Argentina hace todo lo posible para hacerlo”, afirma el columnista. En una dura nota de opinión, el periódico estadounidense The New York Times sostuvo que la “Argentina está en proceso de convertirse en Venezuela”, al tiempo que considera que el del país es […]
 

“Es difícil de desterrar la esperanza del corazón del hombre, pero Argentina hace todo lo posible para hacerlo”, afirma el columnista.

En una dura nota de opinión, el periódico estadounidense The New York Times sostuvo que la “Argentina está en proceso de convertirse en Venezuela”, al tiempo que considera que el del país es “un caso perverso” y que es “el único país que ha completado la transición hacia el subdesarrollo”.

El texto es firmado por el analista internacional Roger Cohen, quien integra el staff del medio desde hace más de 20 años y quien previamente vivió como corresponsal en la Argentina.

“Una ocurrencia que recorre los pasillos de la Sudámerica post-boom de los commodities dice que Brasil está en proceso de convertirse en Argentina, Argentina está en proceso de convertirse en Venezuela, y Venezuela está en proceso de convertirse en Zimbabwe. Eso es un poco duro para Brasil y Venezuela”, comienza la nota.

Y continúa: “Argentina, sin embargo, es un caso perverso en sí mismo”. Para el columnista, el país está “narcotizado por ese quijotesco brebaje político llamado peronismo; involucrada en una guerra total contra los datos económicos confiables; jugando con su tipo de cambio multinivel; excluida de los mercados de capitales globales; pisoteando los derechos de propiedad cuando lo desea; obsesionada con una perdida pequeña guerra en las Malvinas hace más de tres décadas, y convencida de que la causa de todo este fracaso recae en los poderes especulativos que buscan forzar a una nación orgullosa -en palabras de su líder- para volver a comer sopa de nuevo, pero esta vez con un tenedor “.

Asimismo, el periodista cita al politólogo de la Universidad de Amherst, Javier Corrales, quien afirma que “Argentina es un caso único de un país que ha completado la transición hacia el subdesarrollo”. Previamente destaca que la Nación “era más rica que Suecia, Francia, Austria e Italia. Era mucho más rica que Japón. Despreciaba al pobre Brasil como inferior”.

También sostiene que “Argentina es, entre las naciones, el niño que nunca creció”. “La responsabilidad no era lo suyo”, agrega. Además critica la falta de “instituciones sólidas y el imperio de la ley” y “un sistema de impuestos que funcione”.

“Argentina inventó su propia filosofía política: una extraña mezcolanza de nacionalismo, romanticismo, fascismo, socialismo, conservadurismo, progresismo, militarismo , erotismo, fantasía, musical, desconsuelo, irresponsabilidad y represión. El nombre que se lo dio a todo esto fue peronismo . Ha resultado imposible de hacerlo cambiar”, dispara.

Resalta la recurrencia del peronismo a los planes sociales para “crear vínculos con los desposeídos” y sostiene que es “una lección que aprendió Hugo Chávez). “Llora por mí, mi nombre es Argentina y soy demasiado rica para mi propio bien”, agrega.

Cohen recuerda su vivencia en la Argentina de los primeros años de democracia tras la última dictadura militar. “Me fui de un país de hiperinflación (5.000% en 1989), fuga de capitales, inestabilidad monetaria, intervencionismo estatal de mano dura, disminución de las reservas, industria no competitiva, fuerte dependencia de las exportaciones de materias primas … hoy la inflación es alta y no híper. Por fuera de eso, no ha cambiado mucho”.

“Es difícil de desterrar la esperanza del corazón del hombre, pero Argentina hace todo lo posible para hacerlo”, concluye.

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *