28 de febrero de 2014 15:44 PM
Imprimir

El campo habla . . .

… que mientras en el mercado internacional la soja volvió a superar esta semana los u$s 500 por tonelada (en buena parte, por los problemas climáticos en Brasil y en la Argentina que comprometen los eventuales rindes), trascendidos desde la órbita oficial dando cuenta de enormes volúmenes de comercialización de granos “en negro” volvieron a […]

… que mientras en el mercado internacional la soja volvió a superar esta semana los u$s 500 por tonelada (en buena parte, por los problemas climáticos en Brasil y en la Argentina que comprometen los eventuales rindes), trascendidos desde la órbita oficial dando cuenta de enormes volúmenes de comercialización de granos “en negro” volvieron a poner en pie de guerra a los productores, en tanto los técnicos del sector se encargan de contrarrestar los argumentos de la afirmación oficial.

Esto se dio en simultáneo con un nuevo aniversario de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la más federal de las organizaciones del sector, que cumplió 71 años, y varias asambleas (muchas tamberas) que se multiplican en el interior, a medida que siguen sin aparecer respuestas ni soluciones a los crecientes problemas que atraviesa la mayoría de las actividades del campo.

La producción ya no espera mayores cosas de un Ministerio de Agricultura al que el propio gabinete no lo considera ni en las reuniones, ni en las consultas y, mucho menos, para las opiniones, ya que su titular, Carlos Casamiquela, no participa ni opina sobre ninguno de los temas que tienen que ver con el campo (desde la supuesta “evasión” hasta los controles de precios de los alimentos, entre otros muchos elementos). La situación determina que las expectativas se sigan deprimiendo, tanto que los dirigentes nacionales esperan que de un momento a otro “las bases” comiencen a presionar más activamente para adoptar medidas de reclamo y protesta mucho más directas.

 
… que este tema del crecimiento del clima de descontento es uno de los conflictos centrales que enfrenta el Foro de Convergencia que agrupa a una treintena de entidades de la producción, el comercio y los servicios, cuya tercera reunión se realizó hace pocos días en La Rural de Palermo. Es que varias de las organizaciones empresarias no quieren aparecer como demasiado críticas del sector oficial.

Tanto es así que, por ejemplo, los miembros de la UIA que están yendo a estos encuentros (Cristiano Rattazzi, Luis Betnaza, etc.) lo hacen “a título personal”, y no como representación oficial de la organización industrial, lo que se encargaron muy bien de aclarar. Por otro lado, las entidades del campo enfrentan el dilema de mostrar “flexibilidad” frente a este requerimiento de algunas de sus pares como para que no desistan de participar, en medio de las crecientes exigencias de muchos asociados que quieren declaraciones -y acciones- mucho más contundentes.

Hasta ahora sigue la unidad y aumenta el número de participantes, mientras se avanza para el mediano plazo en la confección de un compromiso de una media docena de pautas de gobierno que el Foro pretende que suscriban los principales candidatos para 2015. De tal forma, sea cual fuere la fórmula que se imponga entonces, tendría el compromiso de cumplir con estas pautas básicas (respeto a la Constitución, cumplimiento de la ley, respeto a las instituciones, etc.)

 

… que mientras los operadores de granos siguen protestando por la nueva reglamentación que dispuso la AFIP de registro de existencias, que entraría en vigor en abril y que, según los entendidos, duplicaría las acciones, obligando a los operadores a encarecer el proceso, el primer lote de soja de la campaña 2013/ 14 llegó a la Bolsa de Comercio de Rosario, despachada por la santafesina Vicentín y proveniente del Chaco.

El avance se da mientras se conocen los daños crecientes generados por las enfermedades y plagas que se multiplican por el calor y por la excesiva humedad que presentó hasta ahora el clima. Esto está provocando en los cultivos caída en los rindes, tanto en la oleaginosa (por la aparición de Mancha Ojo de Rana), como en el maíz (por la Oruga Tardía). En el caso del algodón, aparecieron lotes quemados por las excesivas temperaturas y capullos manchados por la humedad. Por supuesto que los productores miran con un ojo los cultivos y con el otro el accionar de los funcionarios, cada vez más desesperados por los aumentos en los precios de los alimentos, ya que temen nuevas intervenciones en los mercados. Como siempre, la hacienda vacuna y la carne lideran este tipo de movidas y, aunque históricamente nunca hubo resultados positivos y los fracasos fueron estrepitosos, igual cada nuevo funcionario insiste con volver a las viejas fórmulas. Ahora es el jefe de gabinete, Jorge Capitanich el que pide “propuestas”, aunque después no adoptan ninguna de las que le pasan.

El caso es que ahora, si no se libera el mercado de exportación, además del cierre de frigoríficos a los que ya el mercado interno no les alcanza, la ganadería puede entrar en un nuevo ciclo de liquidación como el de 2007-2011 que luego desembocó en precios récord para la carne en el mercado interno (2011-2012). En este contexto, la noticia de que Uruguay (que exporta carne vacuna a 120 destinos en el mundo) ahora también consiguió el mercado de Estados Unidos para carne ovina, genera envidia creciente a las políticas productivas que aplica José Mujica en el país vecino.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Ambito Financiero

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *