28 de febrero de 2014 23:01 PM
Imprimir

La Letra “Q” de las queserías españolas está en peligro de extinción

El sector critica que las normativas estatales pone en peligro a las pequeñas explotaciones.

La familiarmente conocida como “Letra Q” es un conjunto de normas y requisitos para la regulación de los agentes del sector lácteo en España. Desde 2004 hasta hoy se han sucedido varios decretos de ámbito estatal, más restrictivos que los Reglamentos europeos y que están suponiendo una carga adicional a la ya difícil tarea de las pequeñas explotaciones y queserías en España. La Red Española de Queserías de Campo y Artesanas, que a su vez es miembro de FACE, asociación de ámbito europeo que reagrupa a organizaciones de productores de once países, ha puesto en marcha una petición para que se apliquen directamente los reglamentos sanitarios europeos de manera que las pequeñas queserías españolas puedan contar con el mismo nivel de condiciones del resto de queserías vecinas.

    La solicitud que fue presentada a finales de 2013 en la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición y en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha vuelto a ser debatida el 18 de febrero, esta vez en

 

    Ha acompañado a la delegación de la Red, José Mª Alonso, diputado y portavoz de la Proposición No de Ley aprobada prácticamente por unanimidad (solo abstención de un grupo parlamentario) recientemente en las Cortes, que insta al gobierno a adaptar normas sanitarias a la realidad de las pequeñas queserías. También nos acompañó la senadora por la isla de La Palma, María Rosa de Haro.

 

   La mayoría de propuestas han sido catalogadas como “coherentes. No obstante se espera una respuesta oficial que presumiblemente dará solución a las necesidades de este sector tan castigado”, según señala la asociación en una nota de prensa..

 

   La Red invita a adherir a la propuesta a cualquier organización interesada. Ya han suscrito organizaciones como COAG, ASAJA y UPA.

Fuente: Agromeat

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *