24 de junio de 2014 14:08 PM
Imprimir

La alemana Fritzmeier fabricará cabinas para tractores en el país

La empresa alemana Fritzmeier, proveedora mundial del Grupo norteamericano AGCO invertirá cuatro millones de dólares para montar una fábrica de cabinas en General Rodríguez en una producción que comenzaría antes de fin de año.

El desembarco de la empresa europea es parte del desarrollo de componentes locales que tiene en marcha el Grupo AGCO, con planta en General Rodríguez (Buenos Aires), según la revista Maquinac.

Fritzmeier es un proveedor global de las cabinas para la fábrica estadounidense y en Alemania, la autopartista provee las cabinas para sus modelos de la marca Fendt.

Si bien AGCO Argentina le va a garantizar volumen porque la planta tiene capacidad para producir 3.500 tractores y está trabajando a la mitad, Fritzmeier podrá convertirse también en abastecedor de otras fábricas en el país.

En principio, equipará a las líneas livianas, medianas y pesadas de las marcas AGCO Allis, Massey Ferguson y Valtra mientras que la planta de cabinas estaría ubicada también en General Rodríguez.

AGCO Argentina y el Grupo Fritzmeier firmaron en octubre pasado un memorándum de entendimiento a través del cual la fábrica de tractores se comprometía a garantizar un nivel mínimo de demanda al proveedor alemán, con la mira puesta en su radicación en el país.

En el tractor, la cabina tiene una incidencia de alrededor del 20% de los componentes, lo que le permitiría a AGCO elevar a 90% el nivel de agropartes nacionales en algunos de sus equipos.

Hasta el momento, la mayor parte de las cabinas que equipan sus modelos vienen desde Brasil, para 2015, la empresa estadounidense prevé comenzar la fabricación de cosechadoras en el país.

Otro suceso es el desempeño de la multinacional de origen francés, Kuhn que a comienzos de 2014 sorprendió al mercado mundial con la adquisición de Montana, la segunda mayor fabricante de pulverizadoras de Brasil.

La operación implicó el desembarco industrial de Kuhn en Argentina, teniendo en cuenta la planta fabril que Montana poseía en Casilda.

El dato es que, tras el cambio de manos, Kuhn no sólo ratificó su permanencia operativa en el país, sino que dispuso duplicar la fabricación local de pulverizadoras.

Actualmente, la producción suma unas 25 unidades anuales y la meta es llegar a 50 unidades en 2015 y 100 equipos en 2017, informó Maquinac.

En el plano comercial, Kuhn se apresta a lanzar toda su línea de equipos en el país que incluye las segadoras FC 352 y GMD 100, las rotoenfardadoras 2160 y 2190 y rastrillos giroscópicos en diferentes configuraciones.

A esos modelos se agregarán la línea de mixers horizontales y verticales, fertilizadoras, ertercoleras, e incluso, sembradoras.

“Montana va a seguir en Argentina, bajo la marca Kuhn Montana. Tenemos decidido invertir mucho para incrementar la producción de puvlerizadoras autopropulsadas en la planta de Casilda y, más adelante, prevemos empezar a fabricar en el país otras máquinas de la línea Kuhn”, manifestó Evandro Henrique Fulber, director Comercial y Marketing de Kuhn

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *