25 de junio de 2014 01:56 AM
Imprimir

INIA desarrolla tecnología de producción masiva de abono orgánico

PERU : Nuevo sistema permitirá que pequeños y medianos productores produzcan su propio compost y humus de lombriz de calidad.

El Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) presentó una tecnología que permite producir compost y humus de lombriz de calidad a menor costo y tiempo y en mayor cantidad, en comparación con los sistemas tradicionales.

El objetivo es que los productores puedan utilizar abono orgánico en su producción y aumenten sus ingresos a través de su comercialización.

Jorge Moreno, director general de Extensión Agraria del INIA, indicó que el sistema “Lombricultura con Diseño de Techo a Dos Aguas” podría ser utilizado en el programa de reconversión productiva en el VRAEM para impulsar el cultivo de café y cacao en reemplazo del de coca. “El INIA propondrá que esta tecnología sea parte del paquete especializado que el Ministerio de Agricultura y Riego transferirá en el VRAEM, precisamente por su accesibilidad para los productores”, anotó.

El modelo consiste en una estructura piramidal que aprovecha pequeños espacios tanto para descomponer los desechos de materia orgánica animal y vegetal –y convertirlos en abono orgánico– como para criar lombrices.

La técnica también es una alternativa agroecológica pues ayuda a reducir la contaminación ambiental y favorece la salud pública, dado que al reciclar la basura orgánica evita la quema de los restos de cosechas, la aplicación excesiva de sustancias pesticidas de alta toxicidad, el uso irracional del agua de riego, la tala indiscriminada de árboles y la contaminación de suelos, aguas y alimentos.

La demostración se realizó ante 300 especialistas y líderes agrarios en las parcelas de prueba de la Estación Experimental ‘Vista Florida’ del INIA en Chiclayo, región Lambayeque.

Ventajas. En el Perú el abono orgánico, dado su alto contenido de nutrientes y carga biológica, es utilizado en buena proporción por los pequeños y medianos productores de cultivos orgánicos de café, mango, cacao, bananos y caña de azúcar para panela destinados a exportación.

 “El compost y el humus de lombriz no solo nutren a las plantas sino también al suelo: mejoran su estructura y textura. Es más, si se incorporan a suelos arenosos, estos se vuelven más fértiles y retentivos al agua” –señaló el especialista Néstor Ruesta, coordinador del proyecto desarrollado en la estación ‘Vista Florida’–. “Por lo mismo podrían aplicarse con éxito tanto en la costa como en la sierra, aunque claro, siempre en mayor proporción en la primera región por las características de su suelo”.

El humus –excreta– de lombriz es la versión más refinada de todos los abonos orgánicos. En el mercado nacional una tonelada de humus alcanza los 500 soles en promedio, mientras que una de compost cuesta 200 soles.

Con la tecnología desarrollada por el INIA y los materiales sencillos que requiere –apenas pequeñas estacas, cordeles y mantas–, los costos de producción disminuyen al punto que un productor agrario podría obtener su propio humus a solo 155 soles la tonelada de humus, y 100 soles la de compost.

El sistema también acorta el tiempo de producción del humus de lombriz: 3 meses frente a los 6 de los métodos tradicionales. Es decir, el productor podría tener abono orgánico de buena calidad para 4 cosechas al año –explicó Néstor Ruesta–. De esta manera, si un productor establece un lecho de lombrices de 1.5 m. de ancho por 12 m. de largo y 1 m. de alto, obtendrá cerca de 5 toneladas de humus en un plazo máximo de 90 días”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *