26 de junio de 2014 14:23 PM
Imprimir

Vinculan el mal manejo de desechos en feed lots con la contaminación del agua

Productores agropecuarios indicaron que la mayoría no toma los recaudos para evitar la filtración de residuos. PUNTAL publicó ayer un estudio que detectó materia fecal en las napas de zonas rurales.

Luego de que este diario publicó un estudio que revela la presencia de materia fecal en aguas subterráneas de la zona rural, productores agropecuarios manifestaron que el mal manejo de los desechos de feed lots estaría relacionado con la contaminación de las napas. Si bien señalaron que no es la única actividad que podría generarla, indicaron que otras, como por ejemplo la tambera, tienen una mejor gestión de los desechos.

Ante la consulta realizada, Emanuel Muñoz, productor rural y especialista en feed lots, advirtió que es altamente probable que la contaminación de las aguas subterráneas se deba a un mal manejo de los efluentes. “Son muy pocos los feed lots que lo hacen correctamente”, reafirmó.

Asimismo, explicó que si no se planifica bien la gestión de los desechos, los efluentes -básicamente, estiércol y orina del ganado- se acumulan en las zonas bajas de los campos o terminan desembocando en los cursos de agua, como arroyos y ríos.

De todos modos, destacó que en algunos tipos de emprendimientos de gran envergadura ya se empieza a notar la preocupación por el impacto ambiental.

“Los productores que trabajan bien tienen en cuenta la cuestión ambiental, porque saben que se les va a exigir en el futuro. Sobre todo, cuando se trata de emprendimientos como los de grandes feed lots, que suponen mucha inversión, y entonces tratan de tener todos los cuidados para no tener problemas ambientales en el futuro”, señaló Muñoz.

Otro ejemplo de correcta gestión de los desechos -aseguró- se da en los tambos.

Según explicó, la mayoría de ellos tienen buenas condiciones para tratar efluentes, dado que trabajan con lagunas de retención. Incluso, luego de tratarlos con bacterias que los descomponen, reutilizan los desechos como abono para los campos.

“La principal opción para el manejo de efluentes está representada por las lagunas de retención, que aprovechan el agua de lluvia para producir el lavado de suelos y luego se procesa el estiércol”, detalló Muñoz.

El sistema es simple. Se basa en la creación de una leve pendiente, para lograr que la lluvia lave los suelos y arrastre los excrementos hacia una zona baja especialmente preparada. Todo el material es arrastrado por el agua hacia dos lagunas de tratamiento, que funcionan con bacterias que descomponen la materia orgánica.

Luego del proceso, el material que resulta se utiliza como fertilizante, aprovechando su riqueza en minerales.

Por otro lado, Muñoz advirtió que, para lograr que los feed lots dejen de ser factores contaminantes de las napas de agua subterránea, es imprescindible que el Estado ajuste los controles.

“Córdoba Ambiente largó muchas cartas-documento para intentar que los feed lots regularicen su situación en lo que se refiere al manejo de efluentes”, comentó el especialista. Sin embargo, aclaró que más allá de esto, no se ven acciones concretas en el terreno. “Al final, Ambiente no hace los controles necesarios”, señaló.

Tal como publicó ayer este diario, investigadores de la Universidad Nacional de Río Cuarto detectaron materia fecal en las aguas subterráneas en tres zonas rurales diferentes de la región. Además, el trabajo concluyó, luego de un minucioso análisis microbiológico, que la contaminación estaría siendo originada por la actividad ganadera.

Los datos surgen de la tesis doctoral en ciencias biológicas de Laura Gambero, titulada “caracterización molecular de microorganismos aislados de agua superficial y subterránea”, presentada en abril de este año en la Universidad local.

Fuente: Puntal Digital - Río Cuarto

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *