28 de junio de 2014 11:51 AM
Imprimir

Boudou quedó procesado por la quiebra de la ex Ciccone

El juez Lijo lo acusó de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles a la función pública. Lo indaga el 16.

El juez Ariel Lijo procesó a Amado Boudou por cohecho pasivo y negociaciones incompatibles a la función pública, al ratificar su participación en la compra de Ciccone Calcográfica a través de la empresa The Old Fund. 

El magistrado lo dispuso este viernes y la medida alcanza a su amigo  José María Nuñez Carmona, Alejandro Vandenbroele, Rafael Resnick Brenner, Guillermo Reinwick y Nicolás Ciccone.

Lijo fijó una nueva fecha para tomar indagatoria al vicepresidente para el 16 de julio, luego de un pedido del propio Boudou para ampliar su declaración.

La decisión del magistrado, que se conoció a última hora de esta noche, implica para los seis implicados “procesamiento sin prisión preventiva”, pero traba embargo sobre los bienes y/o dinero del nombrado hasta cubrir la suma de 200.000 pesos”.

Tanto Boudou como Nuñez Carmona y Vanderbroele están acusados de “cohecho pasivo en concurso ideal”, en tanto a Ciccone y a Reinwick les cabe el cargo de “cohecho activo”.
En el caso de Resnick Brenner, el cargo es por “negociaciones incompatibles” solamente.

En los casos de Nuñez Carmona, Vanderbroele, Ciccone, Reinwick y Resnik Brenner, Lijo resolvió que “no podrán ausentarse del país sin la debida autorización del Tribunal”.

La resolución del juez Lijo, quien entre otras cosas, consideró probada la relación entre Boudou y Vanderbroele, presidente de The Old Fund, negada hasta hoy por el vicepresidente, fue dada a conocer a última hora por el Centro de Información Judicial (CIJ), y consta de 333 fojas.

Boudou pidió hoy volver a declarar en indagatoria “a fin de relatar algunas cuestiones que resultarán de interés para la investigación”.

Su abogado, Diego Pirota, hizo el pedido al juez Lijo y le informó que estará en condiciones de declarar a partir del viernes 4 de julio, ya que hasta dos días antes estará en un viaje oficial en el exterior.

Boudou fue indagado el pasado 9 de junio y, tras su declaración, adelantó a los medios que iba a pedir volver a comparecer para hablar de cuestiones políticas de la causa.

“Todo lo que sucedió hoy tiene que ver con el análisis técnico jurídico de la causa”, había dicho la noche del 9 de junio cuando salió de los tribunales de Comodoro Py y adelantó que pediría una nueva declaración para referirse a “las cuestiones vinculadas a la política”.

Tras la indagatoria del 9 de junio, Boudou había afirmado esa misma noche, en declaraciones periodísticas, “no tener” dudas de que sería procesado. 

 

La UCR exige que vuelva y renuncie

El radicalismo salió de inmediato a exigir que Amado Boudou retorne de Cuba, donde está en una gira oficial, y abandone su cargo, por ser el primer vicepresidente procesado de la historia. 

“Que regrese ya Boudou, procesado por corrupción no puede andar representando al país, es un bochorno”, twiteó Mario Negri, jefe del bloque de diputados radicales.

“Desde la UCR y UNEN debemos pedir analizar la situación en ambas Cámara la próxima semana. El parlamento no puede dejar de tratarlo”, agregó. 

El vice del bloque, Miguel Bazze, pidió directamente que abandone el cargo:  “Es impostergable la renuncia de Boudou, su situación se ha vuelto insostenible”, aseveró el bonaerense, en un comunicado.

“La Presidenta tiene que entender que no puede tener ni por un minuto a un vicepresidente procesado”, señaló.  “Sería muy grave que Boudou pretendiera permanecer en el cargo amparándose en la presunción de inocencia, dado que en el caso de un funcionario público del rango que desempeña la posibilidad cierta de estar involucrado en el delito por el cual se lo procesa hace que no pueda seguir en funciones”, cerró Bazze.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: LPO

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *