29 de junio de 2014 00:15 AM
Imprimir

Portuarios piden contraataque local por medidas de Argentina

URUGUAY : Los operadores portuarios privados solicitaron ayer mayor dureza frente a las medidas de Argentina contrarias a la actividad del país, al tiempo que el presidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Alberto Díaz, señaló que la carga de exportación argentina –perdida por la determinación de ese país a que trasborde en puertos uruguayos–, ha sido suplida en buena parte por la mercadería paraguaya, que comenzó nuevamente a incrementarse luego de algunos años en baja.

 Durante un foro organizado por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE), Díaz reconoció, a su vez, las falencias en infraestructura que aún padecen los puertos locales, aunque aseguró que el movimiento de contenedores continúa en alza.

Mario Baubeta, expresidentes del Centro de Navegación (Cennave), enumeró durante la conferencia las medidas tomadas por Argentina que han ido en detrimento de Uruguay: el cambio de traza del canal Punta Indio en julio de 2013, la disposición de no permitir que carga de exportación argentina pase por terminales uruguayas en noviembre del año pasado, la resolución de reducir las dimensiones de los convoyes que navegan por el río Paraná hacia el puerto de Nueva Palmira de fines de 2013, y la cancelación de la habilitación del amarradero La Paloma frente a Nueva Palmira “al comienzo de la zafra de granos en la región” en marzo pasado.

El presidente de Nobleza Naviera, Américo Deambrosi, destacó el papel del puerto de Nueva Palmira como punto de salida de más de cinco millones de toneladas de granos anuales, pero lamentó las trabas de “nuestros vecinos, que no nos dejan crecer”. Deambrosi reconoció que, a pesar de esas acciones, la terminal palmirense crece 10% anual.

En Nueva Palmira hay proyectos de ampliación y de colocación de más muelles. Sin embargo, las “trancas de Argentina nos llevan a un cuello de botella que no le vemos una salida en las condiciones actuales”. Para Deambrosi es Uruguay el que debería acudir al tribunal internacional de La Haya. “Nosotros deberíamos denunciarlos en La Haya, siempre están trabando nuestro desarrollo”, aseguró. “Creo que tenemos una actitud demasiada pasiva con Argentina”.

Baubeta dijo que, debido a las determinaciones argentinas, el puerto de Montevideo tendrá una afectación del 30% de la actividad frente al año pasado, y una pérdida operativa de más de 200.000 teus de contenedores en tránsito llenos y vacíos, lo que representa una prestación de servicios de alrededor de US$ 100 millones.

El empresario también se refirió a la terminal palmirense. “La reducción del tamaño de los convoyes en navegación a Nueva Palmira acentuó las desventajas competitivas con respecto a las terminales argentinas. Un convoy llega a las terminales argentinas con 42.000 toneladas, mientras que a Nueva Palmira arriba con 16.000 toneladas”, explicó. “Los amarraderos en el río Uruguay es un tema a resolver por nuestras autoridades y se está en ese camino”.

Alineada con Paraguay

El titular de la ANP señaló en su exposición que “el problema con Argentina”, cuya medida comenzó a regir el pasado 7 de noviembre, “obligó” a salir a buscar otros mercados. “Y el principal mercado que vimos era recuperar el paraguayo; y vino”, aseveró Díaz. El jerarca explicó que a inicios de la década de 2000, la carga paraguaya tenía un lugar de privilegio dentro del puerto de Montevideo, que contaba con una zona exclusiva para manejar tránsito guaraní y con regímenes especiales. “Con el tiempo, lo fuimos perdiendo”, dijo.

En ese sentido, comentó que los operadores y firmas portuarias buscaron sus socios comerciales en Argentina y fueron desplazando la carga paraguaya. Ahora, con la nueva realidad, eso cambió: la “comunidad portuaria” está “alienada” en captar la mercadería de Paraguay, a la vez que se suma a las misiones conjuntas con el sector público y privado guaraní. Además, en el puerto de Montevideo, ante la caída de la carga argentina, se volvió la mirada hacia los granos.

“Hubo una disminución de la carga argentina, pero al mismo tiempo el puerto (de Montevideo) debió empezar a dar salida a la producción de granos, trabajar con más de un barco granelero por día en distintos muelles, lo cual para los camioneros es un problema. Pero desde el punto de vista toneladas que mueve el puerto sigue creciendo”.

Díaz repasó las cifras para asentar que la actividad de los puertos uruguayos, pese a las medidas argentinas, continúa expandiéndose. “El puerto siguió creciendo en toneladas movidas por año desde siempre, desde el inicio de la gestión”, indicó el presidente de la ANP.

“Hoy en números estamos movimientos 12,8 millones toneladas, lo que representa en el acumulado anual de 13% de incremento en la actividad. En la cantidad de buques estamos recibiendo 2.500 escalas anuales. Esto significa casi 12% por encima del mismo período del año pasado. En movimiento de contenedores crecimos 6% y en movimiento de teus 6,5%”, explicitó Díaz.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *