1 de septiembre de 2015 11:55 AM
Imprimir

Una investigación demuestra que las explotaciones ovinas lecheras más tradicionales son las más sostenibles

NEIKER-Tecnalia ha evaluado la sostenibilidad del sector de ovino de leche en el País Vasco

Una herramienta elaborada por NEIKER-Tecnalia, INTIA y las universidades de Sevilla y León ha permitido llevar a cabo una evaluación de la sostenibilidad del ovino lechero en el País Vasco que ha demostrado que las explotaciones más tradicionales son también las más sostenibles. Los indicadores son extrapolables a cualquier explotación ovina tradicional.

 

 

Según informaba el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, NEIKER-Tecnalia, en un comunicado el pasado 17 de agosto, los resultados de una tesis doctoral que ha evaluado la sostenibilidad del ovino lechero del País Vasco han demostrado que las explotaciones tradicionales son las más sostenibles.

 

 

Para llevar a cabo la evaluación se ha utilizado una herramienta desarrollada por NEIKER-Tecnalia, junto con INTIA (Navarra), la Universidad de Sevilla y la Universidad de León. Esta herramienta monitoriza 112 indicadores relativos a la sostenibilidad de las explotaciones desde el punto de vista ambiental, económico y social. Con los resultados obtenidos de la herramienta se puede hacer un diagnóstico del estado de una explotación en términos de sostenibilidad, con la posibilidad de identificar potencialidades y debilidades de las explotaciones para alcanzar valores óptimos en su viabilidad a largo plazo.

 

 

Utilizando el caso de estudio de la producción de leche de oveja Latxa para la elaboración de queso Idiazábal, se han identificado unos valores más aceptables de sostenibilidad en las explotaciones más tradicionales. En este sentido, se aprecia en el estudio que dichas explotaciones tienen un fuerte vínculo con el territorio, destacando entre sus puntos fuertes medioambientales los siguientes:

 

  • El pastoreo como práctica que repercute de forma positiva en el entorno.
  • Una mayor autonomía en términos de alimentación al ganadero y menor dependencia a recursos externos.
  • La generación de un paisaje agrario.
  • El mantenimiento de unas prácticas tradicionales con un gran componente cultural y ligadas al territorio.

 

De la misma forma, desde un punto de vista social, se identificaron valores más aceptables en las explotaciones tradicionales destacando su cercanía con la sociedad, utilizando, entre otros, canales cortos de comercialización y el carácter familiar de las explotaciones que mantiene el “saber-hacer” entre generaciones.

 

Desde un punto de vista económico, los mejores resultados son para aquellas explotaciones que producen el queso en la explotación.

 

Además esta tesis presenta los resultados del cálculo de la huella de carbono de leche de oveja producida en el País Vasco, con un rango de 2 a 5,2 kg CO2 equivalente/kg de leche de oveja. Este estudio incluyó la capacidad de secuestro de carbono de estos sistemas, como medida de mitigación del cambio climático, con un capacidad de hasta un 40 % en aquellas explotaciones donde el pastoreo y la fertilización orgánica adquieren importancia.

Fuente: Portal Veterinario

Publicidad