2 de septiembre de 2015 18:00 PM
Imprimir

¿Cuál es el mejor empaque para los huevos?

Conozca la importancia de seleccionar una bandeja, o “cubeta” adecuada para evitar el contagio de enfermedades. El ideal es que el consumidor lleve a casa productos limpios, secos y sin olores desagradables. Identifique las ventajas del plástico y el cartón
Uno de los alimentos que más consumen los colombianos es el huevo. Su aporte nutricional y bajo precio lo convierten en esencial en los hogares del país. Sin embargo pocas veces se le presta atención a algo tan importante como lo es su empaque. Los hay de cartón, plástico e icopor.
El empaque más conocido es el de cartón, o cubeta, que en algunos casos cuenta con una cobertura parcial y en otros es total, dependiendo de la industria. Estas bandejas son fabricadas, en algunos casos con papel reciclado, de tal manera que se usan una sola vez, es decir que su vida útil es tan corta que sus propiedades se van perdiendo y por ende, el producto se puede poner en riesgo.
Por ello, la Federación Nacional de Avicultores de Colombia, Fenavi, dio a conocer varias características que los consumidores deben tener en cuenta en los empaques al momento de comprar huevos. Entre ellos se encuentran aspectos como la limpieza, su color uniforme, que no se evidencien daños en los alvéolos, estén libres de arrugas y manchas, libre de olores y totalmente secos.
El gremio indicó que una de las características de las bandejas de huevo reutilizadas son el deterioro en los bordes, humedad, residuos de huevo, materia fecal, plumas, polvo, insectos, huevos secos adheridos al cartón y decoloración.
Lo anterior genera malos olores y problemas sanitarios en las granjas, proliferación de plagas, pérdida de la inocuidad, contaminación química del producto y problemas sanitarios para el consumidor como sabor a detergentes o desinfectantes.
Por eso, algunas de las recomendaciones son destruir, romper, cortar o aplanar la bandeja, no devolver el cartón en la tienda donde la adquirió, no venderlas o regalarlas y evitar comprar arrumes.
De otro lado, la empresa Arapack señaló que se encuentran empaques en plástico o de icopor, que han sido creados para evitar algunos de los problemas que producían los que se han venido usando de cartón. Entre las ventajas que destacó se encuentran las siguientes:
* Ocupan menos espacio: lo que permite que su transporte se realice de manera masiva, ahorrando espacio y reduciendo los costos. Esto es también beneficioso para su almacén, hasta que sean distribuidos al comercio.
* Si un huevo se rompe, este es aislado de los demás envases: las cajas de cartón provocan que, si un huevo se rompe, los demás cartones se manchen y que los huevos no se puedan poner a la venta. Con este sistema, si un huevo se rompe sólo afecta a ese paquete y no a todos los demás, además, se mantiene la calidad, la higiene y, por tanto, el producto final que llega al consumidor en óptimas condiciones.
* Generan menos emisiones de dióxido de carbono al minimizarse su transporte.
Bien sea cartón, plástico o icopor, el consumidor es quien elige qué tipo de productos desea llevar, lo importante es que tenga siempre presentes las normas básicas para su cuidado
Fuente: Agromeat

Publicidad