3 de septiembre de 2015 10:32 AM
Imprimir

En España la campaña de recogida de setas se anuncia “esperanzadora”

Se prevé una campaña de producción micológica esperanzadora.

El verano de 2015 está siendo irregular en cuanto a régimen de temperaturas y precipitaciones. Según AEMET, el mes de julio fue anormalmente caluroso pero normal en precipitaciones en la mayor parte de Castilla y León. Por el contrario, el mes de agosto ha resultado ser normal en temperaturas y precipitaciones. No obstante, no se han registrado episodios de fuerte sequía en la mayoría de los montes, por lo que la recuperación de las condiciones óptimas para la fructificación de setas podrán recobrarse con más facilidad. Además, en las últimas semanas se han producido precipitaciones importantes en varias provincias de la orla montañosa de Castilla y León, especialmente en la zona noreste. Como consecuencia, ya se han registrado producciones puntuales de especies de alto valor comercial como Amanita caesarea, Boletus aestivalis y Boletus aereus.

 

Según la AEMET,  a fecha de hoy se registran niveles de reserva de humedad en el suelo superiores al 40% en zonas montañosas principalmente de Soria, Burgos, Segovia y norte de León. Estas circunstancias de humedad -unido a los regímenes de temperaturas habidos en agosto relativamente suaves y las lluvias recibidas en los últimos días- serían circunstancias idóneas para pronosticar un desencadenamiento de la producción de setas en dichas zonas en unos 15 o 20 días, siempre que las temperaturas se mantengan suaves en septiembre y comiencen a penetrar borrascas otoñales en la región.

 

Según los estudios llevados a cabo en la red de parcelas de investigación de Micocyl, el 60% de la variabilidad de la producción de setas depende de la meteorología y el 40% de otros factores ecológicos, como el estado fisiológico de los árboles productores o las relaciones de los hongos con otros organismos del suelo (insectos, bacterias, etc). Lamentablemente, las predicciones meteorológicas más allá de una semana son poco fiables y los estudios de influencia del cambio climático sobre la producción de setas indican un retraso paulatino en las campañas y pérdidas de producción en algunas especies. Por tanto, por el momento sólo se puede avanzar que las perspectivas de tener un buen comienzo de campaña son positivas, aunque será difícil superar los registros de producción de 2014 que fueron los mejores de los últimos 20 años.

 

Para más información actualizada sobre las condiciones para la fructificación de setas en los montes regulados, se recomienda consultar el visor de mapas  www.micocyl.es/micodata.

Fuente: Agromeat

Publicidad