3 de septiembre de 2015 18:47 PM
Imprimir

El citrus no puede esperar

“No podemos esperar al próximo gobierno”, señalaron en conferencia de prensa los productores citrícolas de la Mesopotamia, a través de los representantes de seis entidades sectoriales, ya que hay más de 2.000 productores con alrededor de 40.000 trabajadores entre empleados directos e indirectos, y cientos de proveedores de servicios e insumos implicados en este quiebre […]

“No podemos esperar al próximo gobierno”, señalaron en conferencia de prensa los productores citrícolas de la Mesopotamia, a través de los representantes de seis entidades sectoriales, ya que hay más de 2.000 productores con alrededor de 40.000 trabajadores entre empleados directos e indirectos, y cientos de proveedores de servicios e insumos implicados en este quiebre de la actividad.


“En 2008 éramos el primer exportador de mandarinas del hemisferio sur y hoy no existimos”, explicaron. Según informaron el costo de producción y cosecha asciende a $ 1,50 por kilo, mientras que el precio de venta en el mercado interno es de $ 0,50. En otras palabras: se vende a 0,50 lo que cuesta producir 1,50. Por ello, muchos productores han optado por arrancar la fruta de los árboles y tirarla al suelo, para que la planta no sufra. Pero no pueden siquiera llevarla a vender al mercado, porque pierden. Además, en góndolas del mercado interno, el citrus llega al consumidor final a $ 10 el kilo. O sea, al productor le pagan 0,50 lo mismo que el consumidor final compra a 10 pesos, se detalló esta semana en Concordia
.

Fuente: Castellanos - Rafaela

Publicidad