3 de septiembre de 2015 08:56 AM
Imprimir

Soja y maíz no pagarán impuestos aduaneros en Venezuela

Estos insumos avícolas y otros 44 productos alimenticios, entre ellos pollos y gallinas, podrán importarse sin aranceles

En una resolución conjunta expedida por los Ministerios de Alimentación, Agricultura y Tierras, Comercio, Economía y Finanzas, y el Centro Nacional de Comercio Exterior, el gobierno bolivariano exoneró de impuestos de aduana las importaciones de 46 productos considerados como de primera necesidad y de consumo masivo. Así lo informó Producto, medio especializado en temas económicos en este país suramericano.

 

La decisión está contenida en la Gaceta Oficial 40,734 y tendrá vigencia de un año, prorrogable por un periodo igual. La medida fue tomada con base en el artículo 127 de la Ley Orgánica de Aduanas que establece la exoneración de los gravámenes aduaneros a productos considerados de primera necesidad “siempre y cuando existan condiciones de desabastecimiento por no producción o producción insuficiente, o cualquier otra circunstancia que vaya en detrimento del bienestar social”. El certificado de no producción nacional debe gestionarse ante el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat).

 

La resolución enumera los 46 productos amparados por esta exoneración, entre los cuales se destacan para el sector avícola la soya, harina de soya, maíz amarillo duro, mortadela de pollo, pollo y gallina. Desde principios de año, avicultores de algunos estados venezolanos como Táchira, han denunciado la falta de insumos para la producción de huevo y carne de pollo, productos de los cuales se afirma existe un fuerte desabastecimiento en los principales centros urbanos de esta nación andina.

 

Voceros del gremio avícola estiman que la caída en la producción nacional de pollo supera el 30 por ciento. Ante la escasez de estos alimentos y otros de primera necesidad, el gobierno bolivariano ha venido importando artículos de origen avícola desde Brasil, Uruguay, Argentina, Bolivia, Paraguay y otros países latinoamericanos. Desde el 19 de agosto pasado, para evitar que se siga contrabandeando tanto la poca producción nacional de alimentos como los productos importados – entre ellos el pollo y el huevo – el presidente venezolano decretó el cierre total de la frontera con Colombia en el paso de San Antonio-Cúcuta.

Fuente: Agromeat

Publicidad