4 de septiembre de 2015 12:33 PM
Imprimir

Grobocopatel: Es una pena lo de Syngenta

El fundador del grupo Los Grobo consideró que la decisión de la semillera de no radicarse en Córdoba significa “menos futuro”.

El fundador del grupo Los Grobo y una de las palabras más escuchadas en el mundo de los agronegocios, Gustavo Grobocopatel, opinó que “es una pena” que la multinacional Syngenta haya decidido no ejecutar la millonaria inversión que tenía prevista para Córdoba a raíz de los problemas que Monsanto sufrió para radicar una planta seleccionadora de semillas en Malvinas Argentinas, similar a la de la propia Syngenta.

 

Según Grobocopatel, la pérdida de una inversión de esas características es una mala noticia, entre otras cosas, porque significa “menos futuro”.

 

El empresario fue consultado al respecto por La Voz del Interior en el marco de la presentación en la Ciudad de Buenos Aires del libro China, el gran desafío, escrito por el CEO del Grupo Los Grobo, Horacio Busanello.

 

Aunque evitó ahondar demasiado sobre el caso, su respuesta fue concreta y certera. “Es una pena. Cuando hay alguien que no invierte es menos trabajo, menos tecnología, menos futuro”, precisó.

 

Además, dejó clara su visión sobre que, a raíz de estas noticias, futuras inversiones seguramente también podrían caerse. “Ahora habrá que convencer a otro, pero no va a ser fácil”, opinó.

 

La pérdida de la posible radicación de una planta procesadora de semillas de maíz y girasol en Villa María por parte la compañía agrotecnológica Syngenta fue confirmada a este diario por las máximas autoridades de esa empresa y publicada anteayer por este diario.

 

Syngenta desistió de invertir 225 millones de pesos en una planta acondicionadora de semillas de maíz y girasol en Villa María, aduciendo que las dificultades que había afrontado Monsanto la llevaron a optar por localizar la radicación en Zárate, provincia de Buenos Aires. Allí, en lugar de semillas, producirá fungicidas e insecticidas para el agro.

 

La planta estaba proyectada para producir 800 mil bolsas de semilla de maíz y 300 mil de girasol. Y podía llegar a emplear a unas 750 personas, según Syngenta.

 

No se conocieron hasta ahora declaraciones al respecto por parte de las autoridades de la ciudad afectada, Villa María, encabezadas por Eduardo 
Accastello.

Fuente: La Voz

Publicidad