4 de septiembre de 2015 23:24 PM
Imprimir

Las tres zonas pilares del agro

El Medio Oeste de EE.UU., las Tierras Negras de Rusia y la Pampa Húmeda, tres regiones clave para el negocio agrícola

El cambio más relevante de la producción agrícola mundial en los últimos 15 años es su conversión en un mercado global que actúa 24 horas por día, los 365 días del año.

En él, es preciso competir incesantemente con un número cada vez mayor de competidores, no sólo por los clientes sino también por los insumos, los equipos agrícolas y la energía.

 

La cuestión es cómo mantenerse relevante en este mercado en continua expansión, en el que los consumidores son la totalidad de la población del planeta, que aumenta 2.000 millones en los próximos 35 años, con eje en India, China y los países del sudeste asiático.

 

En este mercado global, los argumentos de ventas ya no se reducen al precio y la calidad; ahora es preciso mostrar atributos adicionales, como la capacidad para enfrentar el cambio climático, la sustentabilidad y el hecho de que el ahorro en la fuerza de trabajo provocado por la superior productividad no implica contribuir al incremento del desempleo.

 

Lo que antes se denominaba “responsabilidad social del empresariado” ahora ha sido internalizado como una dimensión del valor del producto (Reserva Federal de Kansas/2015).

 

Incluso los commodities tienden a convertirse en productos de marca, donde la trazabilidad se convierte en garantía de calidad y seguridad sanitaria.

 

La Reserva Federal de Kansas señala que la filantropía se ha convertido en un poderoso instrumento de venta del agro estadounidense, que ya no consiste en dar a los más pobres o desfavorecidos, sino en resolver eficazmente y en forma definitiva problemas sociales, locales, regionales o globales, con las técnicas y la eficacia empresaria más avanzada del mundo.

 

Dos de las tres mayores fortunas de Estados Unidos –Bill Gates y Warren Buffet- han creado un fondo de más de U$S 100.000 millones con el que se proponen resolver el problema de la fiebre amarilla en Africa en 5 años y en 10 el de la poliomielitis en el planeta.

 

La producción agrícola muestra a través de la filantropía sus rasgos estructurales de integridad, innovación y extraordinario dominio del vínculo medio/fines/eficacia productiva; y su nivel de productividad, el más avanzado del capitalismo contemporáneo, se presenta ante la población como el más poderoso y eficaz bien público.

 

En Estados Unidos, 10% de los productores agrícolas producen 80% de las ventas (en valor) del sector; y hoy el número de farmers es menos de la mitad de lo que era en 1980 (son aproximadamente 600.000 en 2015).

 

Pero su participación en el producto norteamericano es mucho mayor (17% del total), y todavía más en las exportaciones (25%/30% de las ventas externas).

 

La Reserva Federal subraya que todos los cambios en la producción agrícola mundial en los próximos 15/20 años parten de una constatación irreductiblemente espacial.

 

Desde hace 150 años, la producción agrícola en el mundo se realiza alrededor de tres grandes espacios productivos: el Medio Oeste norteamericano, las “Tierras Negras” de Rusia/Ucrania y la Pampa Húmeda de la Argentina, a la que se ha sumado en los últimos 20 años el “Cerrado” brasileño.

 

Este es el dato central del negocio agrícola mundial, con las tres grandes regiones potenciando sus extraordinarias ventajas comparativas a través de un incesante esfuerzo de eficiencia y productividad

Fuente: Clarin

Publicidad