5 de septiembre de 2015 01:37 AM
Imprimir

El pienso del ganado gana fuerza en la discusión sobre el uso de trasngénicos en Europa

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo rechaza el veto nacional a su importación

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo (PE) no ve con buenos ojos que los países comunitarios tengan poder para prohibir en su territorio alimentos o piensos transgénicos que cuenten con autorización comunitaria. Los eurodiputados han rechazado esta semana la propuesta de la Comisión Europea (CE) que precisamente plantea la posibilidad de vetar a escala nacional la importación de organismos genéticamente modificados (OGM). En esta postura ha tenido mucho peso la alimentación del ganado, ya que “tenemos muchos sectores en la UE que necesitan en gran medida las importaciones de piensos transgénicos y que no sobrevivirían si se prohíben (…). En ese caso la producción ganadera comunitaria estaría en peligro y seríamos mucho más dependientes de las importaciones de alimentos de países que no respetan nuestros estándares elevados de calidad. Seguro que queremos evitar esto”, según el alemán Albert Dess (Partido Popular Europeo, PPE).

   Tras el rechazo de la propuesta de la CE, la Comisión de Medio Ambiente de la Eurocámara votará su postura entre los días 12 y 13 de octubre. Después, pasará al Pleno previsto en Estrasburgo (Francia) a finales de ese mismo mes.

   Para que salga adelante la propuesta sobre los transgénicos, tiene que ser aprobada tanto por el PE como por el Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE) (representantes de los Gobiernos).

 

    “Debe ser rechazada. No hemos estado creando un mercado único en la UE para dejar que decisiones arbitrarias (nacionales) lo alteren completamente”, según ha manifestado el ponente del informe aprobado por la Comisión de Agricultura del PE, el alemán Albert Dess.

Fuente: Agromeat

Publicidad