5 de septiembre de 2015 00:51 AM
Imprimir

Agro 110ª EXPOPRADO : El palco de la Rural es una caja de resonancia de la realidad del campo

URUGUAY : Escenario propicio para plantear demandas y propuestas del ruralismo y del gobierno.

Terreno de coincidencias y de discrepancias, el palco de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) en el Prado es una caja de resonancia de los problemas que vive el campo.

Al mismo tiempo, se trata de una oportunidad que cada año tiene la actividad agropecuaria para hacer públicas –y plantearle al gobierno– las demandas y las propuestas.

En general, el gobierno también aprovecha esa tribuna para repasar la política agropecuaria que impulsa y, en algunas ocasiones, realizar algún anuncio.

La principal muestra de la genética del país, que completa este año 110 ediciones, ha sido testigo de enfrentamientos y de acuerdos, de promesas y de concreciones, de insultos y aplausos del público que rodea el ruedo principal.

Un hecho histórico ocurrirá este año, al cambiar el gobierno pero continuar el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, quien en estas horas estará pergeñando ya el discurso para el mediodía del sábado 19 de setiembre próximo. Será el sexto discurso de Aguerre, aunque en 2011 lo tuvo que leer el presidente José Mujica, ya que el ministro estaba en reposo.

Precisamente, Mujica protagonizó el año pasado otro hecho inédito: se despidió con un discurso, algo no habitual en el protocolo de los cierres de Expo Prado, donde los que hablan son el titular del MGAP y el presidente de la ARU, que en 2014 era Rubén Echeverría.

En realidad, los tres discursos fueron de despedida, pero luego el presidente electo Tabaré Vázquez eligió a Aguerre para que continuara su gestión.

En 2014, la ARU mostró su disconformidad con la marcha de la economía y la educación, y pidió mejorar la competitividad, amenazada por el déficit fiscal y el tipo de cambio. Echeverría dijo que no se aprovechó la bonanza económica y que Uruguay tiene combustibles caros y rutas en mal estado.

¿Qué dirá el ministro este año y qué dirá el nuevo presidente de la ARU, Ricardo Reilly? Tal vez lo estén pensando todavía, pero se puede rastrear en sus apariciones públicas.

Aguerre tiene entre ceja y ceja la intensificación sustentable, desde la perspectiva que Uruguay es un país productor de alimentos de calidad y debe continuar por esa senda, pero incrementando la productividad para llegar a alimentar a 50 millones de personas.

De la mano de esa preocupación va la mejora de la competitividad y la inserción internacional, temas que seguramente estarán en su discurso, al igual que temas de coyuntura que debió enfrentar al inicio de su segunda administración, como los efectos de la sequía, en especial en la lechería.

En tanto, el presidente de la ARU deberá reiterar algunos temas del año pasado, como el peso del Estado en la economía, la política tributaria, la competitividad y el costo de la producción. Reilly remarcará la importancia de defender el estatus sanitario y la necesidad de abrirse a otros mercados para no quedar prisioneros del Mercosur, así como buscará dar un mensaje para atraer a los jóvenes a la actividad agropecuaria.

Fuente: Observa

Publicidad