5 de septiembre de 2015 11:58 AM
Imprimir

En Córdoba se achicó fuerte el rodeo

En el actual contexto, campos para lechería pasarían a agricultura, advierte un informe

En los últimos ocho años esta provincia perdió 1,75 millón de cabezas de su stock ganadero, 600.000 de ellas vientres. El dato se desprende de un informe de la Asociación de Frigoríficos e Industriales de la Carne de Córdoba (AFIC), elaborado junto a otras organizaciones técnicas, que advierte que la crisis de los tambos podría determinar que se resten miles de terneros al sector.

 

De 1,8 millones de cabezas que quedan en la provincia, 600.000 son de tambo. Los autores del trabajo proyectan que con lo que se paga hoy por la leche lo más probable es que los campos de explotación lechera se destinen a agricultura. “Son aptos para cambiar la producción; la decisión sacaría a miles de terneros de circulación”, apuntan.

 

El informe, presentado en el seminario de actualización en ganados y carnes, señala que Córdoba el año pasado “importó” de otras provincias 1.186.000 cabezas bovinas, principalmente para engorde. La inversión estimada fue de US$ 475 millones. Para faena “exportó” 718 mil cabezas.

 

En la provincia hay 20.500 establecimientos con ganadería, no como única producción. El 75% no alcanza a las 250 cabezas. Sus ingresos por esa explotación rondan los $30.000 mensuales. Si no mejora la ecuación, la actividad sumará más abandonos.

 

“Se repite lo que pasa en todo el país, muchas unidades con pocos animales”, dice el informe.

 

La capacidad de faena es de 1,8 millones de animales y, desde 2009 -punto de quiebre, por razones políticas y económicas, de la ganadería- se procesan 1,1 millones promedio por año.

 

Con exportaciones cerradas, los establecimientos más grandes cerraron, con la consecuente pérdida de puestos de trabajo. Hay capacidad ociosa.

 

 

Por más eficiencia

La ineficiencia en la etapa de cría impacta en toda la cadena. Hoy el índice de destete es del 64 por ciento y, según los especialistas, podría llevarse al 82% con la instrumentación de mejoras en el manejo de los animales y un incremento en la oferta forrajera. La praderización de campos ganaderos mejoría hasta un 40% la cantidad de terneros por año.

 

La propuesta -que parte del concepto de la necesidad de un cambio de condiciones macro- de modelos de producción más intensivos y eficientes apunta a que se podrían generar excedentes de producción de carne bovina para exportación.

 

“Hoy una ganadería eficiente compite con la soja y, además, el ciclo completo actúa como estabilizador y achica riesgos para los productores”, afirma el informe. Con inversión (entre 200 y 450 millones de dólares) y planificación, se estima que se podrían crear unos cinco mil empleos.

 

 

Escenario complicado

1,75 millones de cabezas

ganaderas perdió la provincia de Córdoba en los últimos ocho años

 

600.000 de stock

son las cabezas de tambo que existen en esta provincia productora

 

450 millones de dólares

con esa inversión en ganadería se generarían 5000 empleos

Fuente: La Nacion

Publicidad