8 de septiembre de 2015 12:58 PM
Imprimir

Consumo récord de carne porcina

Un informe privado asegura que se alcanzaron 11,1 kg/hab en lo que va del año. También aumentó un 7,4% la producción.

La producción de carne porcina registró entre enero y julio un aumento de 7,4% respecto a igual período del año anterior, y el consumo interno fue récord al llegar a 11,1 kg por habitante, según un informe de Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

El informe indicó que la mayor producción “se destina al mercado interno, cuya demanda sigue creciendo y absorbiendo el incremento productivo” lo cual “permitió sustituir importaciones”.

El economista de IES, Carlos Guberman, sostuvo que “en el corriente año, el sector continuará consolidando su expansión, ya que el mercado interno aún tiene margen para seguir aumentando“.

 

“Los pronósticos sectoriales indican un fuerte crecimiento para los próximos años, tanto en producción como en consumo interno”, señaló el analista.

 

El estudio también precisó que, tras crecer 21,2% en 2013 y 4,6% en 2014, el consumo interno de carne porcina verificó en los primeros siete meses una suba de 7,9% interanual y alcanzó un volumen estimado en 277 mil toneladas. “De esta manera, el consumo interno casi se duplicó en los últimos diez años: de 5,8 kg/habitante en 2004 a 10,7 kg/habitante en 2014, lo cual ha ido creando una demanda interna sólida que permitió la expansión del sector“, destacó el estudio.

 

Según el análisis, este contexto “retarda, por el momento, el inicio de la exportación en cantidades importantes (actualmente marginales) a pesar del potencial del país”.

 

“Los productores (grandes y chicos) han incorporado tecnología que les ha permitido mejorar su eficiencia productiva y están en condiciones de competir en el mercado externo, una vez que el mercado doméstico esté abastecido”, explicó.

 

El informe puntualizó que las importaciones del sector porcino en los primeros siete meses del año totalizaron u$s21,4 millones, lo que implica un alza de 14,3% interanual, mientras que en volúmenes se incrementaron 31,8 por ciento.

 

“A pesar del aumento en las compras de insumos para la industria del chacinado en el corriente año, permanecen en bajos volúmenes tras el desplome de los últimos tres años”, evaluó el estudio.

 

Al respecto, detalló que las importaciones evidenciaron en 2012 una caída de 44% en valores y de 45,9% en cantidades; en 2013 bajaron 41,6 y 41,8%, respectivamente; y el año pasado se desplomaron 34,9 y 40,8%, respectivamente.

 

El estudio puntualizó que el principal producto importado es pulpa de cerdo para chacinados, con importaciones en los primeros siete meses del año por u$s30,3 millones y una participación de 94,9% en el total comprado.

Fuente: Super Campo

Publicidad