8 de septiembre de 2015 13:00 PM
Imprimir

Otra vez pone el campo: parte del congelamiento electoral del precio de la nafta será pagado por los elaboradores de etanol maicero

Se interrumpen ajustes hasta las elecciones presidenciales de octubre

Buena noticia. Las autoridades económicas del gobierno nacional no ajustarán los precios de los combustibles comercializados por la petrolera estatal YPF hasta después de las elecciones de octubre próximo, según indicó un artículo publicado hoy por La Nación.

 

No tan buena noticia. Parte de ese beneficio –congelar el precio en un contexto inflacionario implica reducirlo en términos reales– será pagado (nuevamente) por la cadena de valor maicera.

 

La Secretaría de Energía de la Nación acaba de publicar los precios oficiales del etanol destinado a mezclarse obligatoriamente con nafta. El biocombustible proveniente de caña de azúcar en septiembre será abonado a 9,73 $/litro (un 1,0% más que el mes anterior). Pero para el etanol elaborado en base a maíz este mes se fijó un precio de 7,29 $/litro (-1,4%) (ver gráfico).

 

El ministro de Economía Axel Kicillof –luego de esperar pacientemente que entraran en producción nuevas industrias– decidió en octubre del año pasado intervenir el mercado de etanol por medio de la reducción del precio del biocombustible destinado al corte con nafta.

 

Entre octubre de 2014 y junio de 2015 –según los últimos datos disponibles– se mezclaron con nafta 581,9 millones de litros de etanol, de los cuales un 58.5% se originaron en plantas cuyo insumo principal es el maíz, mientras que el restante 41.5% provino de etanol elaborado en el NOA en base a caña de azúcar.

 

Si la misma política de precios implementada por YPF para la nafta se hubiese aplicado para la industria del etanol, entre octubre de 2014 y junio de 2015 las plantas de etanol maiceras habrían recibido 589 millones de pesos más, mientras que los industrias azucareras que producen el biocombustible habrían facturado 167 millones de pesos adicionales.

 

La normativa vigente en la Argentina determina que el corte mínimo de etanol con nafta debe ser del 10%, mientras que en Brasil desde marzo de este año el corte del biocombustible con nafta pasó a ser del 27% (salvo en el caso de la nafta premium que permaneció en el 25%).

Fuente: Valor Soja

Publicidad