9 de septiembre de 2015 12:54 PM
Imprimir

Dreyfus lanza nueva marca para su negocio de insumos para el agro

La compañía, líder en la exportación de commodities, presentó su estrategia global para un negocio al que entró con adquisiciones y ahora unifica bajo la marca Macro

En medio de la caída de la demanda local y el retraso en las compras, derivado de la incertidumbre política y económica del país, la firma Louis Dreyfus, una de las traders de commodities agrícolas más grandes del mundo, acaba de lanzar una nueva estrategia para su negocio de insumos para el agro, en el que entró hace casi diez años y busca consolidarse.
La compañía, que el año pasado facturó $ 21.424 millones en el país, produce y exporta semillas desde la Argentina y comercializa fertilizantes y agroquímicos a partir de insumos que adquiere a proveedores locales e internacionales. Ahora, decidió incorporar todas estas líneas bajo la marca Macro, que incluye Macro Seed, para las variedades de semilla de soja –que hasta ahora se comercializan como LDC Semillas–, Macro Protect, para agroquímicos, y Macro Fertil, para fertilizantes. La empresa busca así darle una solución integral al productor a partir de la fuerza de venta propia y aprovechando el apalancamiento logístico y financiero de Dreyfus, según explicó la compañía.
Al haber ingresado al negocio de insumos a través de adquisiciones y asociaciones, la nueva estrategia de Dreyfus apunta a organizar e identificar sus productos bajo el mismo paraguas. Dreyfus compró la empresa brasileña Macrofertil en 2011 y luego adquirió una firma africana de agroquímicos. En cuanto a semillas, a nivel local, está asociada con la local Don Mario para soja y comercializa las semillas de trigo del INTA.
El plan de Dreyfus apunta al mediano y largo plazo, siendo que el actual “es un año para estar alerta y acompañar a los productores”, indicó Juan Tamini, responsable de Fertilizantes de Dreyfus para Latinoamérica Sur. Según los números de la compañía, hay un 25% de caída en las ventas de semillas, fertilizantes y agroquímicos respecto de la campaña pasada, aunque otras fuentes del sector dan cuenta de una merma inclusive superior.
Las ventas de semillas reflejan la situación. Según Pablo Autilio, responsable del área, este año habrá menos semilla fiscalizada, es decir que habrá un nuevo crecimiento del uso propio y la llamada bolsa blanca, o semilla ilegal por lo que caerán las ventas de la empresa a nivel local.

Fuente: El Cronista

Publicidad