9 de septiembre de 2015 13:00 PM
Imprimir

El sector ovino está en una crisis profunda

Advierten que la falta de rentabilidad está llevando al quebranto y al despido de personal

La Federación de Sociedades Rurales del Chubut llevó a cabo una serie de reuniones con equipos técnicos y funcionarios de los candidatos a gobernadores de la provincia con la finalidad de presentar las inquietudes del sector y al mismo tiempo escuchar la perspectiva sobre el agro de cada espacio. Reflejaron la crisis ganadera y la falta de competitividad y políticas de desarrollo.

 

El presidente de la Federación de Sociedades Rurales del Chubut, Hernán Alonso, dialogó con diario EL CHUBUT y delineó la rueda de encuentros que llevaron a cabo y que comenzó a las 15 horas con el encargado de sincronizar los equipos técnicos de Chubut Somos Todos, Víctor Cisterna. Luego, a las 18 el cónclave continuó con la Subsecretaria de Ganadería de la provincia, Digna Hernando y concluirá hoy a las 9 de la mañana con el postulante de la alianza Cambiemos, Carlos Lorenzo. «Invitamos a los equipos técnicos de los candidatos a gobernador con el fin de ponerlos en autos con la situación del sector agro, ganadero y forestal de la provincia y reflejar cuál es la problemática del sector y también que puedan escuchar cuáles son las propuestas y acciones que deberían llevar a cabo adelante para mejorar la situación», esbozó a este medio Alonso.

 

 

Crisis del sector

Consultado por la situación por la que atraviesa el sector ganadero, el presidente de la Federación Rural manifestó su precupación, alertando que el sector ovino «está en una crisis profunda, llevada a cabo por un combo, en donde la falta de rentabilidad está llevando al quebranto y al despido de personal».

 

En otro pasaje, Alonso explicó que el combo letal para el agro en la provincia del Chubut está dado a través de cuatro componentes: «Una inflación alta, la sequía, una baja rentabilidad y la falta de políticas de desarrollo, han llevado a que la actividad esté en serios riesgos».

 

A este malestar del campo, se le suman decisiones nacionales que profundizan la intranquilidad del sector: «Con la ganadería ovina y bobina estamos muy preocupados por una serie de resoluciones que ha dictado el SENASA recientemente y que tienen que ver con la flexibilización de las barreras sanitarias».

 

En relación al sector forestal, Alonso enfatizó que también transita por una crisis importante debido a «una reducción del área plantación, principalmente en la zona cordillerana».

 

En otro orden, reconoció que «enciende las alarmas que entre el 60 y el 70% de la carne que consumimos venga del norte, habla de falta de políticas. Que estemos importando carnes con el egreso de dinero que eso significa y con los problemas financieros que tiene el Gobierno, habla que faltan políticas de desarrollo de los sectores. (CRA)

Fuente:

Publicidad