9 de septiembre de 2015 13:39 PM
Imprimir

EE.UU. confirmó que el 63% de su soja se mantiene en condiciones excelentes

El Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés) informó ayer que su cultivo de soja avanza sin problemas al cual catalogó en un 63% bajo la condición entre bueno y excelente. El escenario anticipa una confirmación de la cosecha estimada hoy en 106,6 millones de toneladas. Esto se sabrá pasado […]

El Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés) informó ayer que su cultivo de soja avanza sin problemas al cual catalogó en un 63% bajo la condición entre bueno y excelente. El escenario anticipa una confirmación de la cosecha estimada hoy en 106,6 millones de toneladas. Esto se sabrá pasado mañana, para lo cual el mercado espera una corrección a la baja que permita una recuperación de los precios.

 

Ayer la soja en Chicago cerró su cotización para el contrato noviembre en u$s323 la tonelada recuperando casi 5 dólares, dejando atrás los valores mínimos.

 

Para la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) la suba se debió a “la expectativas de una leve corrección del rinde proyectado en el próximo informe mensual de oferta y demanda”.

 

Desde el Grupo Mercado adelantaron que el USDA reduciría en 105,3 millones de toneladas, lo que marca una reducción del 1,2% respecto del mes pasado. “La caída se vincula con una menor estimación del rinde promedio, que los operadores estiman que será de 31,2 quintales por hectárea”.

 

Pero también está la posibilidad de que el EE.UU. mantenga su 106,6 millones de toneladas, lo que sería negativo para los precios los cuales retrocederían entre 10 y 15 dólares.

 

Respecto de los inventarios éstos tendrían un “recorte” tanto en el país del Norte como en los mundiales.

 

Como se sabe en agosto, la oleaginosa perdió 5% de su valor. Mientras a nivel local se mantuvo casi sin cambios. Los motivos son varios. Uno de ellos pasa por el atraso cambiario que permite un beneficio adicional financiero para las cerealeras. “Al momento de liquidar, las exportadoras tienen dos opciones: o compran soja o colocan los pesos a tasas importantes”, señaló el director de Agripac, Pablo Adreani.

 

También juega a favor la necesidad que tienen la industria por la soja, lo que hace que los precios no se caigan.

 

Por último la espera de una devaluación hace que las casas matrices reduzcan el riesgo cambiario lo menos posible.

 

En este punto, Adreani aportó que ésto se puede observar en el desfasaje de los precios entre Rosario y Chicago. Hoy la soja local cotiza 20 dólares por arriba del Fas teórico (menos retenciones y gastos), y 45 dólares por debajo de la plaza externa.

 

Lo cierto es que el productor busca un mayor precio. Los casi $2.100 que se ofrece ya no lo satisface y menos aún los u$s208 que se paga a mayo de 2016. Al 26 de agosto pasado todavía no se ven contratos a futuro de cara a la próxima campaña. Distinta situación fue el año pasado cuando se intercambiaron 560.000 toneladas.

 

Los productores consultados señalaron que hasta que no haya una mejora en los valores será difícil “adelantar algo”, lo menos que puede pasar es un canje de agroquímicos o de semillas de maíz por soja.

 

Muchos esperan cambios en materia política-económica para el 11 de diciembre. La incertidumbre no hace más que demorar la siembra y muchos campos pueden quedar sin alquilar.

Fuente:

Publicidad