9 de septiembre de 2015 15:15 PM
Imprimir

Trufas argentinas: avanza el proyecto de trufas negras de Perigord más grande de Sudamérica

Al ser un fideicomiso financiero se convierte en una opción accesible de inversión. Se estima que en 2017 ya estarán las primeras trufas. El kilo de este hongo comestible se comercializa a u$s2500 aproximadamente.

De gran valor internacional debido a su escasez, la trufa negra de Perigord es un hongo comestible conocido en la gastronomía como el “diamante negro”. Reconocidos chefs de todo el mundo la suman a sus platos para adquirir prestigio y exclusividad. La trufa negra es cara, un kilo puede llegar a oscilar entre u$s2500 y u$s3000 dependiendo del momento del año en el que se comercializa. Los mayores productores son España, Italia y Francia. España es el mayor productor mundial mientras que Francia se ubica como el país más consumidor.

 

Con el paso del tiempo, estos tres países han experimentado una caída en la cosecha de trufas negras por diversos motivos: reducción de bosques, cambios en el suelo y también cambios climáticos: la trufa europea sufrió durante las últimas décadas a causa de veranos más calientes y menos precipitación.

 

Advirtiendo esta situación y considerando la rentabilidad de la trufa en el negocio internacional pero también para instalar un nuevo mercado a nivel local, un grupo de emprendedores argentinos encabeza el primera fideicomiso para invertir en trufas negras de Perigord. Trufas del Nuevo Mundo posee campos propios ubicados en Espartillar, sudoeste de la provincia de Buenos Aires, donde ya han plantado 20.249 árboles. Estos árboles darán en 2017 las primeras trufas, ya que las mismas son hongos que crecen por debajo de la tierra y para su cacería se utilizan perros adiestrados.

 

Al momento de pensar en una posible inversión, este emprendimiento aparece como una opción accesible para pequeños y medianos inversores ya que no exige un monto alto como por ejemplo la compra de un inmueble, se puede pagar en cuotas y estima una rentabilidad de 12,8% en dólares.

 

La producción nacional de los llamados “diamantes negros” tendrá como primer objetivo el mercado de la Unión Europea donde hoy se consumen en invierno alrededor de 40 toneladas anuales promedio, cantidad que resulta insuficiente para la gran demanda que existe en la actualidad. No obstante, el mercado local espera ansioso la oportunidad de probar trufas argentinas mientras que al mismo tiempo surgennuevos mercados como Oceanía y Asia que comienzan a demandar trufas negras.Es por eso que ante la amplitud de mercado, cada inversor podrá decidir el destino de comercialización de su producción de trufas.

 

 

Acerca de las trufas

Es el hongo más fino, aromático y deseado de la gastronomía mundial compitiendo con el caviar, el azafrán y el foie gras. Es un producto caro y escaso en el mundo de la cocina. La trufa negra siempre se utiliza como condimento y nunca como alimento. Es ideal para acompañar pastas o carnes y también para aromatizar y saborizar mantecas y aceites y en la terminación de platos, pudiéndose además comer en fresco. No hay ninguna trufa que tenga exactamente el mismo sabor que otra. La cosecha es otro distintivo: se la realiza con perros adiestrados que ubican la trufa por su olor, ya que cuando están maduras emanan un potente aroma que las caracteriza.

Más información: www.trufasdelnuevomundo.com

Fuente: Agromeat

Publicidad