10 de septiembre de 2015 01:25 AM
Imprimir

España : Campaña para demostrar que el uso de la semillas certificada no encarece la producción

Aprose insiste con ejemplos que "las diferencias no existen o son mínimas" por utilizarlas.

La Asociación Profesional de Empresas Productoras de Semillas Selectas (Aprose) ha iniciado una campaña sobre la viabilidad eocnómica del uso de semillas certificadas. Por eso, destaca que se suele generalizar que la semilla certificada es cara y por eso, se tiende a buscar grano acondicionado u otras opciones poco seguras. Sin embargo, y para demostrar que esto no s cierto, ha elaborado varios cuadros con ejemplos concretos con el coste que tendría para un agricultor dejar de vender una parte de su cosecha, que posteriormente debería limpiar en un centro de acondicionamiento, comparado con comprar semilla certificada. Para realizar estos cuadros, se ha tenido en cuenta los precios de cereal de este año y el índice de caídas (destrío) según la calidad de la cosecha de esta campaña.

    Con este fin, se ha elaborado un cuadro para trigo duro, otro para cebada y otro para trigo blando. En cada uno de estos cuadros, se han considerado tres supuestos de dosis de siembra según se trate de secano árido, secano semiárido o regadío.

    En el apartado 1, se muestra el valor de la cosecha propia que se dejaría de cobrar para sembrar una hectárea (A), a esto se le añade el coste del servicio de acondicionamiento (B) y se le resta el importe que se recibiría por el destrío (C). Eso da el importe final que costaría sembrar una hectárea con grano acondicionado. (A + B – C)

    Posteriormente, en el apartado 2, se valora lo que costaría sembrar esta misma hectárea con semilla certificada categoría R-2. Al final se establece la diferencia entre los dos importes (2-1).

    Según señala la asociación, “las diferencias no existen o son mínimas por lo que es totalmente recomendable utilizar semilla certificada ya que además de no suponer un mayor coste significativo, aporta entre otras ventajas: ahorro de tiempo y trabajo, más pureza varietal, mejor control sanitario de la semilla y una mayor homogeneidad y trazabilidad de la cosecha”.

Fuente: Agromeat

Publicidad