10 de septiembre de 2015 12:10 PM
Imprimir

Finalizó la temporada de calamar y dan cifras oficiales

Los datos dan cuenta de una baja del 23% en las capturas al comparar con el año pasado. Más barcos pero menos viajes. La caída del precio y un futuro incierto para el sector potero.

La crisis económica interna producto de un alto nivel inflacionario y una paridad cambiaria sostenida a la fuerza, tienen su correlato en la industria pesquera pero especialmente en el sector potero, que a los gastos internos debió sumar una baja en los precios internacionales. La alta presencia de buques fuera la Zona Económica Exclusiva que lograron importantes capturas es uno de los motivos por los que el illex fue perdiendo valor.


Según los datos oficiales publicados ayer por Gestión de Pesquerías de la Subsecretaría de Pesca, se desembarcaron 126.039 toneladas que equivalen una baja en las capturas del 23% respecto de 2014 y del 34% en relación con 2013. Si bien al comparar las cifras con las capturas de los últimos dos años se observa una caída, no sucede lo mismo si se las compara con años anteriores; en 2012 por ejemplo, se pescaron 94.900 toneladas y las cifras bajan hasta 2009, cuando se capturaron apenas 66.000 toneladas. Sin embargo si se comparan los valores actuales con los de 2008, 2007 o 2006 se observa un derrumbe en las capturas porque en esos años se superaron las 250.000 toneladas.

Señala el informe que la flota potera desembarcó el 93,7% del total de calamar con una cantidad menor de buques, aunque con más viajes de pesca. La flota arrastrera desembarcó casi la mitad que en la temporada anterior; sin embargo “se observaron más buques y muchas más mareas con declaraciones de esta especie pero con volúmenes muy reducidos”. El número de poteros que operó fue de 65 y a pesar de contar con cuatro barcos más que en el año pasado, se realizaron 58 mareas menos.

El precio promedio del illex puede explicar en gran parte la crisis del sector. En el año 2008 el precio promedio era de 800 dólares, pero con capturas de 254.000 toneladas el volumen ayudaba a compensar; en el año 2012 las capturas fueron similares a las de este año pero el precio promedio llegó a 2.300 dólares; en cambio en este 2015 el precio promedio se ubica en los 1.100 dólares. Una combinación explosiva: bajas capturas, bajo precio y altos costos.

Las capturas de la flota extranjera fuera de la Zona Económica Exclusiva también han contribuido. La zona conocida como milla 201 albergó este año unos 200 buques que se estima habrían capturado unas 400.000 toneladas entre el norte y el sur, según datos que maneja el INIDEP. Estos barcos no deben pagar ningún tipo de regalías, utilizan mano de obra en condición de dumping social y venden a los mismos mercados que nosotros.

El futuro de la pesquería de calamar en la Argentina es incierto. Los barcos que serían incorporados a la matrícula a partir de la Resolución 10/13 se mantienen en forma de proyectos que buscan ser prorrogados, pero no ingresan por ahora. Tampoco esta apertura ha generado en China el interés que se creía, ya que las condiciones que ofrece la milla 201 son mucho más atractivas.

Fuente: Revista Puerto - Mar del Plata

Publicidad