10 de septiembre de 2015 14:50 PM
Imprimir

Producir agroalimentos para el mundo con la marca Santiago

Costas dijo que trabajan en un fideicomiso para fomentar la producción el riego tecnificado.

La tecnología aplicada en los sistemas productivos es una política que se viene implementando e incentivando desde el Gobierno de la Provincia en los últimos años y, en ese sentido, el titular de la Secretaría de Desarrollo, Ciencia, Tecnología y Gestión Pública, Juan Carlos Costas, en diálogo con Nuevo Diario, remarcó que hubo un avance importante al respecto y que el “nuevo desafío de la provincia es producir para el mundo agroalimentos, tanto en la zona de riego como en la de secano”. Así como también brindar mayor valor agregado a “nuestros productos, como por ejemplo que los melones salgan empaquetados desde la provincia y así puedan salir al mundo del mercado con la marca Santiago del Estero”, añadió Costas.

En ese aspecto, dijo que su área, en forma conjunta con la Secretaría del Agua y la Intendencia de Riego están trabajando en la formulación de un fideicomiso, el cual consiste en “un programa, con asistentes técnicos que tenemos, sobre la formulación de un proyecto de desarrollo macro” para cubrir el riego —en un principio— de las 100 mil hectáreas que se riegan actualmente, para llegar a 250 mil hectáreas en la provincia.

 

“Para que podamos utilizar con productividad y eficiencia ese recurso y así en el árbol de la zona de riego busquemos la rama en donde se haga el primer proyecto, para una sucesión de otros”, comentó. Dijo que todo este trabajo “hay que mirarlo con una visión de 30 años”, porque debe ser “un programa integral, trabajar tecnificando la producción primaria con productividad, mejorando los cultivos, la tecnología, cultivos protegidos, etcétera, pero también al lado deben trabajar las fábricas e industrias que van a procesar estos alimentos y a todo esto se debe sumar el sector financiero y el mercado de capitales apalancando financieramente” los proyectos.

 
Costas remarcó que en estos últimos 10 años han trabajado en los prototipos para mejorar los sistemas de riego. “Estos han sido la escuela de formación para la reconversión del sistema de riego”, añadió. Tal es así que recordó que “el proyecto original de la Corporación del Río Dulce contemplaba un sistema gravitacional de riego, conocido como riego por manto e inundación, nosotros planteamos, desde la Secretaría, la innovación tecnológica, con todo el plato tecnológico que no es sólo el riego por goteo, sino también el cultivo protegido, la nutrición, la sanidad, las buenas prácticas agrícolas y de manufacturas, en la parte de industrialización y comercialización” y, de esa forma, “apuntar a los mercados internacionales”.
“En Santiago del Estero tenemos la riqueza de recursos humanos y del agua, la cual estamos utilizando mal, con una eficiencia del 30% y necesitamos mejorar esta productividad de metros cúbicos por agua”, puntualizó.

 
Al hacer referencia al trabajo en campo, Costas comentó que “de cero, hubo primero 60 hectáreas de riego tecnificado por goteo, también por aspersión y hoy estamos en 1.100 hectáreas por goteo, a lo cual si sumamos el riego por aspersión con sistemas frontales o rotativos, tenemos unas 2 mil hectáreas en Santiago del Estero, con tendencia al crecimiento. Esto significa que los prototipos han impactado y ahora vamos por más”.

 
Recordó que el proyecto del río Dulce original, presentado ante el Banco Mundial, en la década del 50, “hablaba de 250 mil hectáreas, de las cuales por los golpes militares y distintos desgobiernos, lamentablemente, no se pudo lograr y esta corporación se terminó desarmando. Entonces esas 250 mil hectáreas que se hablaba, podemos decir ahora que con el dique de Río Hondo y el de El Sauzal esas 250 mil hectáreas deberíamos procesarlas con riego tecnificado”.

Fuente:

Publicidad