11 de septiembre de 2015 01:01 AM
Imprimir

Nortura mejora su producción a través los sistemas de inspección por rayos X de Ishida

Nortura es una cooperativa agrícola y el mayor proveedor de carne y huevos en Noruega, contando con 5.500 empleados y más de 30 instalaciones. Ubicada al sur de Oslo, es una de las mayores instalaciones y procesa hasta 40.000 toneladas de carne blanca al año, especialmente productos avícolas. La compañía minorista Prior, en propiedad de […]

Nortura es una cooperativa agrícola y el mayor proveedor de carne y huevos en Noruega, contando con 5.500 empleados y más de 30 instalaciones. Ubicada al sur de Oslo, es una de las mayores instalaciones y procesa hasta 40.000 toneladas de carne blanca al año, especialmente productos avícolas. La compañía minorista Prior, en propiedad de Nortura, es receptora de una amplia proporción de la producción total, pero también hay un extenso trabajo de preparación para restaurantes y catering al por menor.

Entre los recientes edificios construidos en la instalación, está un matadero de pollos y una planta de procesado capaces de manejar 13.000 aves por hora, así como un almacén mayor. Esta ultra moderna factoría destina todas las partes del pollo a un uso productivo y tiene un impacto mínimo en el medio ambiente: por ejemplo, todas las aguas residuales son tratadas dentro de las instalaciones.

Todas las pechugas fileteadas y muslos deshuesados producidos en la planta pasan a través de uno de los tres nuevos sistemas de inspección por rayos-X Ishida IX-G2 Dual Energy donde los equipos convencionales de detección por rayos-X obtienen una imagen usando rayos-X con una única energía, los IX-G2 usan rayos mediante dos energías diferentes para producir dos imágenes simultáneas.

Éstas son luego comparadas, lo que ayuda a eliminar el efecto de fondo causado por el mismo producto y mejora la detección de contaminantes de baja densidad como fragmentos de hueso.

“Los operadores están muy contentos con el equipo G2, ya que obtienen buenos resultados sin excesiva formación ni preparación”, comenta Nils Olaf Vikmark, Ingeniero de procesos de Nortura.
Los rayos-X son el enfoque preferido para detectar una amplia gama de contaminantes sólidos, siendo Ishida ahora el mayor proveedor a nivel mundial de sistemas de inspección en la industria alimentaria.

Nils cree que los avances en la inspección por rayos-X de los productos avícolas no vienen impulsados solamente por el minorista, sino que también vienen dados por la propia automatización. “Solíamos cortar el filete con un cuchillo y comprobarlo manualmente mientras otra persona lo ponía en bandejas. Ahora tenemos máquinas de corte automáticas a alta velocidad, con robots empaquetando los filetes en bandejas. Hay muy poco contacto visual y manual en cada pieza. Por ello una detección fiable por rayos-X a alta velocidad se ha vuelto esencial.”

Fuente: Eurocarne

Publicidad