11 de septiembre de 2015 17:44 PM
Imprimir

Frigorífico Arroyo otra vez cerca del cese de actividades

La reactivación de la planta encontró una nueva traba administrativa. Los trabajadores volvieron a reclamar una definición y el propietario aseguró que la situación es "preocupante".

El 23 de agosto los trabajadores del frigorífico arroyo recibieron 40 animales para ser faenados, suponiendo un repunte de la actividad en una planta que se encontraba paralizada desde hace algunos meses. Pero el futuro promisorio no tuvo demasiado alcance.

 

Este viernes (11/9) los trabajadores del Frigorífico Arroyo se volvieron a concentrar en el predio de la empresa para reclamar por la falta de actividad comercial. En diálogo con Radio Seis el propietario de la firma, Daniel Arroyo, explicó que el frigorífico incorpora ganado desde la zona Patagonia Norte A para luego abastecer a las demás localidades que se encuentran al sur de la provincia de Río Negro, cuestión que le fue impedida con la aparición de un memorándum que los imposibilitó de vender más allá del Paralelo 42.

 

Arroyo se quejó ya que solamente podría abastecer a Bariloche y sus alrededores, con el “agravante” de que otros frigoríficos como Fidevi o Pilotti pudieran vender sus productos en la ciudad.

 

“Desde que se levantó la barrera pudimos traer dos tandas de hacienda”, justificó y describió que la planta se encuentra preparada para una mayor cantidad de animales, motivo por el que desde un comienzo se empleaba a 80 trabajadores.

 

Arroyo también explicó que se podría trabajar con animales provistos por productores de la región “pero ahora que puede entrar hacienda de Patagones cómo hacemos”, se preguntó acerca del futuro comercial de la empresa que, según dijo, no cuenta con ningún punto de venta.

 

El frigorífico cuenta con una estancia de 18 hectáreas, que en condiciones normales podría abastecer a varias ciudades de la Patagonia, aunque frente al contexto que atraviesa aseguró que podrían resolver los problemas económicos vendiendo el predio para abonar indemnizaciones en caso de no encontrar una salida.

 

Arroyo destacó la intervención del gobierno provincial a partir de los aportes realizados para abonar los sueldos de los trabajadores. No obstante consideró que “políticamente” la desaparición de la planta de faena es “realmente preocupante”.

 

En la actualidad los trabajadores son convocados ocasionalmente ante la llegada de una carga de animales ya que la empresa “no está funcionando”. Sin embargo, Arroyo adelantó que se encuentra próximos “a la cesación de actividades”.

 

En el mismo predio los empleados solicitaron una definición de parte del propietario del frigorífico, advirtiendo que analizan tomar el frigorífico para mantener las fuentes laborales

 

Fuente: Diario Rio Negro

Publicidad