12 de septiembre de 2015 11:19 AM
Imprimir

No alcanzaría con tocar retenciones y devaluar

Destacan que debería haber una corrección importante para que mejore la situación

Según un informe de Juan Manuel Garzón, economista del Ieral, de la Fundación Mediterránea, se estima que 2015 cerrará con el poder de compra de la soja más bajo de los últimos 14 años para los productores y estará en un nivel muy similar al que tuvo en 2001. Garzón llegó a esa conclusión con un índice que resume la evolución del valor de una canasta (alimentos, servicios, indumentaria, entre otros rubros) respecto de la soja. El índice para 2015 da cercano al 2001, con un valor de 60.

El economista trazó cuatro escenarios probables para 2016 con el precio mayo 2016 (FOB US$ 330), levemente por debajo de los actuales.

 

En el primer escenario, que denominó “siga siga”, supone la continuidad del modelo con atraso cambiario y altos impuestos. Así, el tipo de cambio oficial se devalúa al 1% mensual y la inflación al 2% durante 2016. En este caso, “el poder de compra se debilitaría aún más llegando a pisos no vistos siquiera en los peores años de los noventa”, alertó.

 

Para el segundo escenario, que llamó “juntos a la par”, supone que el tipo de cambio y la inflación convergen a un mismo ritmo, al 2% mensual. “El poder de compra se seguiría deteriorando, levemente, dado que los precios internacionales se proyectan a la baja. De este escenario surge que se necesita una mejora del tipo de cambio real, o una baja de retenciones, no ya para mejorar el poder de compra sino para que no vuelva a caer el año que viene”, afirmó.

 

Respecto del tercer escenario, que definió como “gradualista”, el tipo de cambio le gana a la inflación el año que viene en 2 puntos porcentuales por mes. El tipo de cambio sube al 4% mensual y la inflación al 2%. Aquí “el poder de compra de la soja en 2016 se asemeja al de 2015. Se está lejos de volver a los niveles observados en 1998/2014 (valor índice 100). Y diciembre de 2016 se ubica en un valor índice 65, 35% por debajo de 1998/2014”, explicó.

 

Finalmente, Garzón analizó el escenario “gradualista plus”, igual al anterior pero con el agregado de una baja de 10 puntos de las retenciones. En este caso, el poder de compra de la soja mejoraría un 18% en 2016, respecto del promedio 2015. Y diciembre de 2016 se ubicaría en un valor índice 75, que es 25% no obstante por debajo del promedio 1998/2014.

 

 

EE.UU., Europay Brasil, con más ayuda al sector

  • La Unión Europea, con su Política Agrícola Común 2014-2020, por 408.000 millones de euros, y los Estados Unidos, con su Agricultural Act of 2014, con unos US$ 489.000 millones para 2014-2018, continuarán subsidiando a su economía agropecuaria. En tanto, Brasil hoy respalda al sector con crédito agrario a tasas preferenciales (Sistema Nacional de Crédito Rural). “Esto les permite a los productores del vecino país vender toda su cosecha con la seguridad de tener una fuente de financiación accesible para la campaña nueva”, señaló Horacio Busanello, CEO de Los Grobo. “Si bien Brasil no tiene subsidios directos, la devaluación de su moneda en momentos de debilidad en los precios de los commodities genera un enorme incentivo a la producción. La variación del real versus el dólar fue del 68% en los últimos 12 meses, motorizando al campo brasileño”, añadió
Fuente: La Nacion

Publicidad