14 de septiembre de 2015 02:35 AM
Imprimir

“Con el cambio de Gobierno, los limones podrán entrar a EE.UU.”

La agenda de la producción, según el CEO de San Miguel.

Romain Corneille el CEO de San Miguel, la principal exportadora de limones del mundo, define a la compañía como una empresa del conocimiento. Esto es, innovación y capacidad operativa. Y desde ese lugar, se refiere a la Argentina que viene.
-¿Crre que hay que devaluar?
– Hoy el tipo de cambio claramente no es favorable para exportar. De eso no hay ninguna duda, pero no puede ser que ese contexto nos paralice. Nosotros optamos por unirnos con otros citricultores y decidimos a apostar a la calidad, ya que no podemos ser competitivos exclusivamente en base al dólar. Nos asociamos 16 empresas que en conjunto representamos el 85% de la producción en All Lemon y es un salto gigantesco a través un sello de calidad. Estamos lanzando Think Lemon a la que se están sumando Sudáfrica, España, Italia y Turquía, para posicionar al limón en el mundo. Ellos no son nuestros competidores, somos aliados estratégicos que entendemos que hay que agrandar la torta. No nos quedamos en la protesta, actuamos sobre la situación.

-¿Cree que el próximo Gobierno podrá lograr que EE.UU. abra su mercado a los limones argentinos?
-Soy optimista. Cuando el embajador en Washington era Jorge Arguello estaba convencido que con su gestión lo íbamos a lograr. Hoy cualquier cambio de gobierno nos va a llevar al ingreso de los limones a EE.UU. Esta traba no se sustenta ni desde lo técnico, porque nuestros limones son de enorme calidad, ni desde el lobby de los productores de EE.UU, ya que no somos una amenaza para ellos. Es un tema político.

-En su sector, ¿qué debería hacer el sucesor de Cristina?
-Le hemos pedido al PRO, al Frente para la Victoria y a Sergio Massa que nos abran nuevos mercados, que nos apoyen sanitariamente ya que corremos el riesgo de una enfermedad devastadora el HLB que ya está en Bolivia y Brasil y está causando enormes daños en California. Hay fondos dentro en el ministerio de Agricultura que no se aplican. Y necesitamos más, mucha más infraestructura. Rutas y trenes que lleguen para un producto como el jugo de limón que necesita transportarse a 18 grados.

-Muchos productores no están levantando la cosecha porque lo que reciben no alcanza a cubrir los costos. ¿Cómo se revierte esa situación?
-Le puedo responder desde nuestra realidad. El flete y la mano de obra son grandes limitantes. Pero cuando vamos afuera los productores de limón charteamos todos juntos. Al barco lo manejamos nosotros y decidimos cuándo y quién descarga. De esa manera, recuperamos parte de la desventaja que podemos sufrir. Frente al contexto hay que ir cambiando la estrategia, reinventarse. Al limón lo procesamos y sacamos aceite, jugo y cáscara. En San Miguel cosechábamos con un camión a granel y nos dimos cuenta que perdíamos entre 5 y 10 millones de dólares por el mal manejo. Hemos cambiado la manera de hacer las cosas.

-Usted sostiene que deben adaptarse al contexto, ¿cuál sería un mejor contexto para Argentina?
-Nosotros somos una empresa de conocimiento, de tecnología, previsible y sustentable en el tiempo. La estabilidad es clave para el país.

-San Miguel pertenece en un 60% a las familias Miguens y Otero Monsegur, pero el 27% fue heredado por la ANSeS de las acciones de las AFJP ¿Qué opina del proyecto de ley que impide vender las acciones de la ANSeS sino se cuenta con la venia del Congreso?
-A esa ley la van a votar por mayoría simple y se podrá derogar por mayoría simple. Es una ley que para el mercado de capitales es una mala noticia, ya que las empresas se pueden vender y comprar en cualquier parte del mundo.

-Ustedes están en Tucumán, ¿Cómo observa ese proceso electoral?
-Las elecciones nacionales tienen que ser distintas. Yo no estaré en el país, pero toda mi familia estará ese día en las mesas como fiscales.

-¿Cómo los puede afectar el nuevo escenario internacional con China, Brasil y Rusia en problemas?
-Soy optimista y creo que al margen de algunos altibajos la tendencia es una demanda de alimentos crecientes. En el caso de Rusia el bloqueo económico nos benefició.

Fuente: Clarin

Publicidad