14 de septiembre de 2015 15:45 PM
Imprimir

Grobocopatel: “La próxima revolución industrial se dará en el campo”

El fundador del grupo “Los Grobo” y uno de los empresarios del agronegocio más escuchado en el mundo estuvo disertando en la Sociedad Rural de Gualeguaychú, en el marco de la Expo Sur.

El ingeniero agrónomo y empresario en agronegocios Gustavo Grobocopatel, anunció que dentro de dos semanas realizará una muestra en nuestra ciudad bajo el título “Ver la tierra”, que consiste en una narración fotográfica realizada por Diego Goldberg, que acompañó al grupo empresario durante seis años en sus explotaciones agrícolas en todo el país. En la oportunidad presentará oficialmente la sucursal de grupo “Los Grobo” en Gualeguaychú, cuyas instalaciones están en el Clúster, ubicado en el Acceso Sur, según publicó el diario El Argentino.

Ante la presencia de varios productores de la región, Gustavo Grobocopatel, disertó sobre “Los agronegocios como motor de desarrollo, oportunidades locales y regionales”. Aunque evitó ahondar demasiado sobre cuestiones políticas a un mes y medio de las elecciones, hizo mención a las enormes posibilidades que tiene la Argentina en el futuro como proveedora de agroalimentos. “En el mundo hay un cambio de consumo, en China se abre un negocio de comidas rápidas de pollo frito cada 13 horas, y ese pollo es rebozado en maíz y harina de soja y freído en aceite de soja. El consumo de carne en ese país pasó de 11 kilos por habitantes años atrás a 70 kilos, lo que abre una oportunidad enorme para nuestro país”.

Al referirse a la baja de los commodities, dijo que “todo esto se da en un contexto en donde bajan las materias primas, pero vemos que baja el petróleo, el acero, mientras que la soja se mantiene porque la demanda no baja, y lo mismo pasa con el maíz porque China comenzó a importar ese cereal para el consumo interno”.

Para poder atender la demanda de alimentos mundial, “la frontera agrícola debe extenderse”, aunque para que esto “debe haber un contexto favorable en los precios internacionales altos, porque se deben trabajar tierras que nunca fueron explotadas para la agricultura y esto conlleva otros costos”. No obstante señaló que “lo que vemos en la Argentina es que la superficie agrícola va decreciendo desde hace tres años en el país” y lo atribuyó “podemos hacer lo que queramos en política, pero lo que no podemos hacer es obviar las consecuencias y esto significa que desaparecieron 100 mil productores en el país en los últimos años. Esto no es un fenómeno nuevo, van desapareciendo productores desde los años 40, porque se da un proceso de concentración natural en la actividad, pero con estas malas políticas, los tiempos se aceleraron, ocasionando que en pocos años salieran de la actividad unos 100 mil productores que en un proceso normal tendrían que haber desaparecidos en 30 años, y en ese tiempo el Estado podría aplicar políticas para insertarlos en otra actividad”.

La revolución industrial que viene

En cuanto a su mirada hacia el futuro, dijo que “la próxima revolución industrial se dará en el campo”, y agregó que esa revolución se sustentará en la biogenética, la agricultura de precisión y la robótica.“Esto nos ayudará a resolver tres problemas: la producción de alimento en forma eficiente, el abaratamiento de los costos y el cuidado del medioambiente. Esto se producirá entre diez años y será una nueva revolución industrial que se dará en el campo, y solo se podrá desarrollar en lugares donde haya tierra, agua disponible y cultura (agrícola) y esto se da en el Mercosur”, sostuvo.

No obstante, advirtió que: “Todo avance tecnológico trae dolor y para amortiguar ese dolor e incluir a la mayor parte de la sociedad necesitamos flujo de capital y esto se logra sacándole el pie de la cabeza a los emprendedores quienes son los que desarrollan las nuevas tecnologías y nuevos procesos; la otra clave es el flujo de conocimiento, en la que se debe pensar a la educación de una forma más integral, ya no alcanza con la escuela”.

Fuente: Agromeat

Publicidad