15 de septiembre de 2015 14:23 PM
Imprimir

Uruguay apuesta a diferenciar su carne, agregar valor y mejorar pago de aranceles

“En temas cárnicos, Uruguay debe extender el trabajo para mantener la confianza, seguridad, bioseguridad, inocuidad y garantía sanitaria”, aseguró el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham.   Asimismo, señaló la necesidad de agregar valor y mejorar las condiciones arancelarias sin dejar de buscar nuevos mercados de destino para la carne nacional. Actualmente, […]

“En temas cárnicos, Uruguay debe extender el trabajo para mantener la confianza, seguridad, bioseguridad, inocuidad y garantía sanitaria”, aseguró el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham.

 

Asimismo, señaló la necesidad de agregar valor y mejorar las condiciones arancelarias sin dejar de buscar nuevos mercados de destino para la carne nacional. Actualmente, China, América del Norte y la Unión Europea son los principales destino de la producción uruguaya.

 

Sin embargo, Stanham instó a incrementar la exportación cárnica de 4 mil dólares por tonelada a 5 mil dólares y de 400 mil toneladas a 500 mil. “Pasar de una 4×4 a una 5×5 es un tema complejo en economía, pero no tan utópico en el volumen de exportación para la ganadería uruguaya”, expresó.

 

Según Stanham, el país sudamericano debe trabajar en la diferenciación de su producción, agregando valor y mejorando las condiciones de acceso a los mercados a través de nichos que permitan cristalizar el incremento del precio promedio por tonelada.

 

En ese sentido, destacó las certificaciones otorgadas por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos para exportar carne ovina con hueso y carne bovina libre de antibióticos, hormonas y proteínas de uso animal denominado “Never Ever 3”.

 

Entre enero y la primer semana de septiembre, Uruguay exportó a Estados Unidos 55.888 toneladas, lo que representó un ingreso equivalente a 210 millones de dólares en concepto de productos cárnicos, precisó el INAC.

 

Para el funcionario el público estadounidense que exige carne “Never Ever 3” se encuentra en el rango de “muy especializado y sofisticado”, y está dispuesta a pagar más por este tipo de producto.

 

Respecto a la carne ovina con hueso, el funcionario del INAC indicó que “la situación es diferente, porque ese producto resiste menos el agregado de valor”, ya que trabajar sobre una carcasa, deshuesar y diferenciar cortes significa agregar costos.

 

 

Consultar informe de INAC, AQUÍ.

Fuente:

Publicidad