16 de septiembre de 2015 12:38 PM
Imprimir

Con el ascenso de Scioli las vacas dejaron de ganarle a la inflación ante la expectativa de continuidad de la actual política antiexportadora

En el último año el Índice Rosgan Cría descendió en términos reales.

Entre el segundo semestre de 2014 y el primero de 20105 el optimismo generado por un cambio de escenario político en las elecciones presidenciales de octubre próximo impulsó hacia arriba los precios de los vientres. Pero ahora –con el ascenso del candidato oficialista Daniel Scioli– tales expectativas se están desinflando.

 

El Índice Rosgan Cría –integrado por vientres con garantía de preñez y vacas con cría al pie– creció un 20,0% en el último año al pasar de 5414 en agosto de 2014 a 6502 en el mismo mes de este año. Se trata de una cifra inferior a la inflación anual del 26,0% medida por el IPC Congreso.

 

Daniel Scioli, el candidato del oficialista Frente para la Victoria, si bien no presentó una plataforma agropecuaria, garantizará seguramente la política de restricción y cuotificación (vía ROE Rojos) de las exportaciones de carne bovina. Y probablemente también mantenga la retención del 15% vigentes sobre ese producto.

 

La paradoja es que buena parte del valor actual de los vientres –más allá de que esté dejando de alcanzar a la inflación– se sostiene gracias a la crisis agrícola. Las vacas están ocupando muchas de las hectáreas abandonadas por la soja en zonas alejadas de las terminales portuarias. Y en las regiones tradicionalmente pecuarias no son pocos los lotes bajos repoblados por vacunos.

 

Los precios de los novillos, en tanto, siguen empantanados en el presente más inmediato. El Índice Novillo Mercado de Liniers (INML) creció en el último año apenas un 6,0% al pasar de 16,83 a 17,84 $/kg en agosto de 2014 versus el mismo mes de este año.

 

La suerte del valor del novillo está atada a la evolución del pauperizado mercado interno porque, debido a la política antiexportadora de la gestión kirchnerista, la participación de la demanda externa es actualmente muy limitada.

 

Los últimos datos publicados por la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de la Republica Argentina (Ciccra) indican que en los primeros siete meses de 2015 la exportación representó 121.632 toneladas res con hueso de carne vacuna, una cifra equivalente al 7,5% del total (versus un 18,9% registrado, por ejemplo, en el año 2009).

Fuente: Valor Soja

Publicidad