16 de septiembre de 2015 12:42 PM
Imprimir

EE.UU. pone límites al uso de antibióticos en animales

Ante las evidencias de que el uso indiscriminado de antibióticos en Medicina y Veterinaria han conducido a una situación muy complicada en la que cada vez aparecen más bacterias multirresistentes y bajo la amenaza de que podamos quedar inermes ante las infecciones en los próximos años, la Food and Drugs Administration ha lanzado nuevas normas que limitan la utilización de antibióticos en animales en Estados Unidos.

Según informaba Yahoo News el pasado mes de junio, la Food and Drugs Administration (FDA) de Estados Unidos ha definido nuevas normas para la utilización de los antibióticos en el ganado de ese país, con el objetivo de controlar el crecimiento de las resistencias antimicrobianas a estas sustancias terapéuticas.

 

Con la nueva normativa los únicos que podrán administrar antibióticos de uso humano a ganado vacuno, ovino o avícola serán los veterinarios. Además no se ya no se pueden hacer tratamientos generales con estos productos, sólo está permitido tratar animales de forma individualizada.

 

Hasta la promulgación de esta nueva normativa no era necesaria la prescripción veterinaria para comprar antibióticos destinados al ganado en Estados Unidos y buena parte de estos productos se utilizaban como promotores de crecimiento o en tratamientos preventivos.

 

Desde la FDA se afirma que este cambio legal es fundamental, para que los antibióticos puedan ser utilizados legalmente en animales de abasto. Ya en 2013 la FDA había hecho un llamamiento de forma oficial a que, voluntariamente, se dejasen de utilizar antibióticos como promotores de crecimiento y que todos los que se utilizasen estuviesen prescritos por veterinarios. Un año antes, en 2012, este organismo oficial ya había mostrado su intención de restringir el uso de ciertos antimicrobianos, fundamentalmente las cefalosporinas, en vacuno, porcino y aves de granja.

 

La conciencia colectiva acerca del uso inadecuado de los antibióticos está cambiando mucho y cada día se le está dando más importancia: el hecho de que 23.000 personas mueran cada año solo en Estados Unidos debido a infecciones producidas por bacterias resistentes es ya un importante estímulo para ese cambio de mentalidad.

 

De hecho, muchas grandes cadenas de distribución y de alimentación, como McDonald’s, Tyson Foods o Walt-Mart, se han comprometido públicamente a dejar de vender carne y derivados obtenidos de animales que hayan recibido antibióticos promotores de crecimiento.

Fuente: Portal Veterinario

Publicidad