17 de septiembre de 2015 15:16 PM
Imprimir

Pollos colombianos competirían con brasileños en Japón

Cuarenta por ciento del pollo que consumen los nipones es importado, lo que representa 850,000 toneladas anuales

Las carnes de pollo y de res son las principales fuentes de proteína animal para los colombianos, “y sus productores locales buscan traspasar las fronteras” de este país andino, según fue reportado por la revista especializada en temas económicos, Dinero. Esta publicación colombiana agregó que “todo el pollo y los huevos que produce Colombia se consumen internamente. Este dato no es malo, pero el sector sabe que para crecer también debe mirar hacia el exterior”.

 

Para explicar las expectativas exportadoras del gremio avícola, la revista consultó a Andrés Valencia Pinzón, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi), quien les dijo que “40 por ciento del pollo que se consume en Japón es importado. Esas son unas 850,000 toneladas. Su consumo per cápita no es muy alto pero el volumen sí. Por el momento, Brasil es su único proveedor, pero ellos son muy previsivos, piensan en su seguridad alimentaria y no les gusta tener un solo proveedor”.

 

Esta condición del apetecido mercado japonés está abriendo una puerta para la carne de pollo colombiana. “Y ahí es donde Colombia puede entrar. Valencia señala que Colombia ya consiguió lo más difícil, el permiso sanitario para entrar al país asiático, y ahora queda negociar el arancel. Empresas colombianas y japonesas ya han entrado en contacto y están listas para hacer negocios en cuanto todo esté definido”, continuó argumentando el medio impreso.

 

Dinero afirmó que el avícola tiene la ventaja de ser un sector fuerte en Colombia, que aprovechó para crecer en los años de protección que vivió hasta el inicio de la apertura (1990). Sin embargo, está muy condicionado al precio del dólar, dado que la totalidad de los cereales para la alimentación de los animales viene de afuera. Un aumento del consumo nacional con el fin de aumentar la producción no resultaría suficiente porque esos pollos también deberán consumir alimento importado.

 

Finalmente, la revista publicó que “por lo tanto, es necesario empezar a exportar para recibir pagos en dólares. Abrirse paso en Japón es apenas el primer peldaño de lo que podría ser el ascenso del pollo colombiano”. Este año, según la proyección de la misma Fenavi, Colombia produciría 1.4 millones de toneladas de carne de pollo.

Fuente: www.wattagnet.com

Publicidad