18 de septiembre de 2015 11:46 AM
Imprimir

Prohibido despedir en tiempos electorales: Scioli intervino la avícola Rasic para evitar cesantías

El gobernador bonaerense busca evitar cualquier conflicto que empañe su camino hacia la Presidencia. ,

Cueste lo que cueste, Daniel Scioli busca evitar cualquier conflicto que empañe su camino hacia la Presidencia.

Por eso en los últimos meses destinó gran cantidad de dinero público para permitir la continuidad de la avícola Rasic, productora de los pollos “Cresta Roja”, que entró en concurso en 2014 y de la que dependen unos 3.000 trabajadores.

Ahora, para blanquear una situación bastante irregular, logró que la Justicia aprobara la “intervención provincial” de la empresa.

 

La jueza comercial Valeria Pérez Casado resolvió aceptar un acuerdo entre la familia Rasic y el gobierno provincial para intervenir por 120 días de la compañía, que tiene fuerte presencia en Ezeiza y Monte.

La Justicia también aceptó la designación de Daniel Gurzi como flamante “interventor de la empresa concursada”, que debería unos 1.200 millones de pesos.

 

Gurzi fue funcionario de Scioli hasta 2012 y está ligado a Aníbal Fernández en Quilmes, donde perdió las últimas elecciones.

Afirma que su designación que tendrá “las más amplias facultades para tomar en forma unilateral las medidas” para mantener a flote la firma.

 

Desde marzo, cuando Rasic amenazó cerrar (sus dueños dicen que habría que echar 30% de la plantilla), la gestión Scioli impuso una intervención de facto, encarnada por su secretario de Seguridad y hombre fuerte de Ezeiza, Alejando Granados.

No se sabe a ciencia cierta cuánto dinero puso, pero fue mucho.

Por un lado, anunció un aporte de $500 millones para alimento balanceado. Pero además gasta 6 millones por mes en subsidios salariales (ya suman 36 millones según Clarín) y aportó otros 24 millones para el último aguinaldo.

Fuente: iProfesional

Publicidad