20 de septiembre de 2015 10:12 AM
Imprimir

El campo habla . . . . .

… que, ingresando ya a la primavera crece la inquietud de los productores por el cumplimiento de los pronósticos sobre El Niño que provocaría lluvias mayores al promedio desde los últimos días de septiembre. Los analistas, que comparan con el ocurrido en 97/98 hablan de precipitaciones hasta enero en buena parte de la Pampa Húmeda […]

… que, ingresando ya a la primavera crece la inquietud de los productores por el cumplimiento de los pronósticos sobre El Niño que provocaría lluvias mayores al promedio desde los últimos días de septiembre. Los analistas, que comparan con el ocurrido en 97/98 hablan de precipitaciones hasta enero en buena parte de la Pampa Húmeda y en la Mesopotamia.

Y, aunque estas condiciones muchas veces suelen ser benéficas para los cultivos, en este caso hay dudas debido a las lluvias excesivas ya caídas en agosto, que mantienen niveles de saturación en muchas zonas y lagunas colmadas que impiden derivar los eventuales nuevos excesos, además de la altura que ya traen los principales ríos. Con esto en la mira, el mantenimiento de los flojos precios internacionales para los principales granos, y la previsible creciente tensión política por las elecciones de octubre, se siguen postergando muchas de las decisiones de siembra y, por ende, toda la cadena comercial se va resintiendo.

Y, si hasta ahora la manifestación más visible eran las asambleas, protestas, tractorazos, etc., ahora se le agrega la inocultable caída en el área de siembra de la próxima campaña que, como ya se adelantó, puede llegar a 3,5-4 millones de hectáreas. En tal sentido, siguen llamando la atención las cifras oficiales, ya que continúan arrastrando las objetadas de campañas anteriores. Es que el área que depende de Gabriel Delgado (promocionado como el “hombre del campo” en una eventual gobernación de Aníbal Fernández) sostiene los 6 millones de hectáreas de siembra de maíz hasta la última campaña y los 33 millones de toneladas de cosecha, además de 123 millones de toneladas de recolección total de granos en el ciclo 14/15, lo que no resiste ningún análisis, especialmente ahora que los privados (Bolsas, analistas, etc.) hablan de unas 24 millones de toneladas cosechadas de maíz y unas 3,5 millones de hectáreas en la nueva siembra, cerca de un millón menos que la anterior según los datos privados, y de las cuales sólo Córdoba reconoce una posible merma de casi 700.000 hectáreas. Ninguno llega, tampoco, a las 60 millones de toneladas de soja en el ciclo pasado…

 

 

 

… que, en tal sentido, la firmeza relativa que muestra esta oleaginosa en la plaza local, despegada del mercado internacional, es atribuida a la presión de la demanda local que prefiere pagar un precio algo superior a afrontar el costo de la alta capacidad ociosa instalada lo que, en algún sentido, también contradice los supuestos récords oficiales. Por otra parte, también este dato está presionando sobre los productores para que vendan lo que les resta almacenado mientras dura esta situación local, ya que el mercado internacional se prevé más flojo aún para la oleaginosa como también destacó William George, analista del USDA, en una reciente reunión en la Bolsa de Cereales.

El especialista, también atribuyó a la firmeza del dólar y las devaluaciones de los principales exportadores mundiales (Rusia, Brasil, Ucrania, Canadá) como factores que contribuyen al descenso de los precios agrícolas. Estos fueron sólo algunos de los muchos temas que se escucharon en una semana particularmente activa de reuniones que abarcó desde un “jugosísimo” almuerzo en La Brigada donde Neoris presentó resultados de sus trabajos de logística y eficiencia de procesos; el lanzamiento de Locos por el Campo en AACREA, o la jornada anual de la Exportación, organizada por CERA, en el Marriot Plaza que, esta vez, estuvo desbordada de asistentes. El panorama tampoco fue muy alentador: poco crecimiento para el mundo, China sigue devaluando, y tal vez una mayor caída en los precios de commodities y metales…

 


… que, entre lamentos y bocaditos también hubo muchos chimentos como las chanzas que generan las recetas de Daniel Funes de Rioja, desde hace unos años al frente de las alimentarias de Copal, hoy jaqueadas por distintas variables económicas, lo que le impide seguir cultivando su proverbial bajo perfil en esta materia. También se comentaba mucho en los corrillos, que el secretario de Agricultura, Gabriel Delgado, en realidad, no quiere moverse del cargo a nivel nacional en el que está y, antes que ser ministro de un eventual Aníbal Fernández en Buenos Aires preferiría seguir siendo secretario de un Daniel Scioli presidente.

En esa cartera se dice también que Scioli podría inclinarse por el actual gobernador de Misiones, Maurice Closs. En el sector privado, parece que también se mancó la posibilidad de que el presidente de CARBAP, Horacio Salaverri, ascendiera a la titularidad de CRA en las próximas elecciones ruralistas de octubre, lo que volvería a despejar las posibilidad del extitular de los bonaerenses, Dardo Chiesa, aunque también aparecen otros candidatos en carrera, aunque más alejados. También se dice que podría haber “fumata” interna en la Federación Agraria donde se cerrarían filas, al menos por este período…

Fuente: Ambito Financiero

Publicidad