19 de septiembre de 2015 02:02 AM
Imprimir

Por cada tres pesos del Fondo de Infraestructura Hídrica destinado a las represas Kirchner-Cepernic apenas se asignó uno al Plan Federal de Control de Inundaciones

Un reflejo de cuáles son las prioridades del gobierno nacional en la materia.

Las inundaciones recurrentes en la región pampeana no constituyen una cuestión prioritaria para los integrantes del gobierno kirchnerista.

 

En los primeros ocho meses de 2015 el Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica (integrado a partir de una tasa que se aplica sobre la venta de nafta y GNC) originó recursos por 3812 millones de pesos. Pero en lo que va del presente año aún no se asignó ninguna partida del mismo para realizar nuevas obras hídricas.

 

La Unidad de Coordinación de Fideicomisos de Infraestructura (Ucofin), dependiente del Ministerio de Economía de la Nación, informó que en enero-agosto de este año se destinaron 568 millones de pesos a las provincias y municipios para abonar obras en curso. Y otros 382 millones fueron asignados al Plan Federal de Control de Inundaciones (en el cual se incluye el Plan Maestro Integral del Río Salado).

 

El dato es que en lo que va del año se asignaron 1164 millones de pesos a las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner, las cuales serán construidas en el Río Santa Cruz por un consorcio integrado por la corporación china Gezhouba Group Company y Electroingeniería S.A. Es decir: por cada tres pesos destinados a la obra santacruceña apenas se asignó uno solo al plan para contener inundaciones en la región pampeana.

 

Un cable de la agencia oficial Télam –publicado en febrero de este año– indicaba que “el financiamiento ofrecido por el consorcio cubre el 100% del costo de la obra, incluyendo impuestos” (se trata de una suma anunciada de 4714 millones de dólares). Pero los recursos del Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica destinados a esas obras indican que eso no es cierto.

 

Las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic tendrán una potencia instalada de 1140 y 600 megavatios respectivamente, una cifra equivalente al 4% de la demanda energética anual de la Argentina, según datos oficiales del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.

 

Tres compañías integrantes del grupo chino Gezhouba fueron sancionadas este año por el Banco Mundial tras reconocer “mala praxis” en proyectos sobre agua y gestión de las inundaciones, según indicó un artículo publicado por Brujulacomunicación.com. El organismo las incluyo en una lista que reporta a las empresas inhabilitadas por dicha entidad a recibir financiación. La sanción del Banco Mundial a Gezhouba se determinó por el período que va desde mayo de este año hasta noviembre del 2016.

Fuente: Valor Soja

Publicidad