19 de septiembre de 2015 12:11 PM
Imprimir

Los operadores especulativos creen que el maíz puede llegar a dar alguna sorpresa: pero siguen pesimistas con la soja

Últimos datos informados por la Commodity Futures Trading Commission.

Los operadores especulativos siguen liquidando posiciones en contratos de soja del mercado de Chicago (CME Group) al tiempo que se muestran más optimistas con respecto al maíz.

 

El martes de esta semana –último dato informado hoy por la Commodity Futures Trading Commission– la posición neta especulativa en futuros y opciones de soja del CME Group se ubicó en 7072 contratos versus 12.963 contratos el mismo día de la semana anterior. Pero en maíz fue de 139.321 contratos contra 109.758 la semana pasada (ver gráfico).

 

Desde fines de junio pasado hasta mediados de julio los administradores de hedge funds fueron tomando posiciones compradas (“alcistas”) de manera muy agresiva en contratos de maíz y soja ante la posibilidad de que los excesos hídricos registrados por entonces en el Midwest pudiesen perjudicar la cosecha estadounidense de ambos cultivos.

 

Cuando esa posibilidad se descartó, los operadores especulativos comenzaron a desarmar posiciones compradas de ambos productos, aunque en el caso del maíz mantienen cierta expectativa de recuperación de precios –nada impresionante– porque muchos analistas granarios consideran que la última proyección de cosecha de maíz 2015/16 de EE.UU. (345,0 millones de toneladas) está sobreestimada.

 

Otro eventual factor alcista para el cereal es un derrumbe de la producción argentina 2015/16 de maíz ante un recorte considerable del área de siembra generado por la descapitalización de los productores locales (a pesar de eso el USDA imagina para la Argentina una cosecha de maíz 2015/16 de 25,0 millones de toneladas versus 26,5 millones en 2014/15).

 

De todas maneras, en el actual escenario de turbulencia monetaria, los factores intrínsecos de mercado pasan –en muchas ocasiones– a ser solamente anecdóticos frente a movimientos estructurales masivos fundamentados en la apreciación del dólar estadounidense.

 

En el último año el Bloomberg Commodity Index Total Return registró una pérdida del 27,1%, mientras que el Bloomberg US Treasury Bond Index (que mide la evolución de una canasta de títulos del Tesoro de EE.UU.) subió un 4,0%.

 

Las posiciones netas surgen de la diferencia entre las posiciones compradas (“long”, que fijan un precio techo y por ende apuestan a un mercado alcista) y las posiciones vendidas (“short”, que fijan un precio piso y por lo tanto apuestan a un mercado bajista).

Fuente: Valor Soja

Publicidad