20 de septiembre de 2015 22:15 PM
Imprimir

Según la CICCRA tenemos perspectivas que incentivan la retención

La Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados analiza en su informe de agosto que el inminente cambio de Gobierno parece fomentar el fenómeno de una leve retención de vientres, el que disminuirá la oferta y que también anticipa un mayor aumento de precios

El inexplicable sostenimiento del retraso cambiario, con la excusa de disminuir la inflación, sumado al fortalecimiento del dólar, son una combinación destructiva para la industria frigorífica exportadora y para los productores ganaderos.

Influencia de caída de las monedas frente al dólar, deprecia el valor de nuestras exportaciones.

El mismo fortalecimiento del dólar está provocando la devaluación de la mayoría de las monedas, incluidas las de nuestros competidores, que en el caso de Brasil se ve potenciada por su situación política doméstica. En cualquier caso, en el corto plazo ello está generando que la producción argentina sea cada día menos competitiva.

A lo mencionado en los párrafos anteriores debemos agregar la fuerte caída de los precios internacionales de los subproductos vacunos. La referida pérdida de valor de los subproductos en un contexto de alta inflación de costos operativos, está generando que los frigoríficos prestadores de servicios, -es decir aquellos que faenan para terceros (matarifes y/o supermercados)- paguen cada día menos por el recupero, y hoy están evaluando la necesidad de tener que cobrar por la faena.

El precio del cuero de Novillo en nuestro país pasó de 1,91 US$/kg en agosto de 2014 a 1,37 US$/kg en agosto de 2015. Es decir, cayó 50,8%. En el mismo período el valor del sebo vacuno con 1% de acidez varió de 0,87 a 0,57 US$/kg, lo que arrojó una caída de 40%. Las menudencias, sufrieron una caída de 45% en el último año.

En la pérdida de valor del recupero también tiene alta incidencia el atraso cambiario, dado que a la caída internacional de precios se debe agregar que sólo se reciben 7,95 pesos por cada dólar exportado.

De concretarse y consolidarse el cobro por parte de la industria, los matarifes deberán agregarle el valor que paguen al precio de venta de la carne a salida de fábrica. Es decir que sólo por este ítem, la carne debería aumentar en 2 y 3 pesos por kg a la salida de fábrica. Si a esto le adicionamos que empieza a sentirse la falta de los 350.000 terneros perdidos por las inundaciones del año pasado y el aumento de precios que están pagando los feedloteros por los animales que se han transado en estos días, será inexorable un nuevo aumento de precios.

Por otra parte, el cambio de administración a partir del 10 de diciembre está generando un cambio de tendencia en la faena de hembras. Es decir, de una leve liquidación que se produjo hasta marzo, se ha convertido en una leve retención de vientres que disminuirá la oferta, con lo que el aumento de precios será mayor también. Se consolida de esta manera un cambio en las expectativas del sector ganadero, generando entusiasmo entre los productores en general, y entre los de cría en particular, que se manifiesta por el precio que están pagando por las vacas con garantía de preñez o con ternero al pie

En Agosto la participación de las hembras en la faena total marcó el ratio más bajo de los últimos tres años, 40,1%. Esto estaría confirmando que el sector ganadero se encuentra transitando una nueva fase de retención de vientres.

Chi chi  ! ! !

Conforme avanza el año, China se consolida como el principal destino de exportación de cortes congelados y frescos extra Hilton, y por la importancia de estos cortes en el total de las exportaciones de carne vacuna, también como el primer destino a nivel general. En enero-julio de 2015 se exportaron 26.691 tn a este país, es decir 36,2% del total de cortes congelados y frescos extra Hilton (31,0% del total de carne vacuna). En términos interanuales China más que triplicó sus compras de carne argentina (+213,7% anual), pero es importante señalar que este significativo ritmo de expansión viene desacelerándose y lo seguirá haciendo en los próximos meses, a medida que la base de comparación se vaya incrementando. Por su parte, Chile fue el segundo cliente en importancia, tanto en el total de estos cortes como a nivel general

En el octavo mes del año el precio promedio de la hacienda en pie se ubicó en $ 16,99 por kilogramo y volvió a marcar un nuevo máximo histórico nominal.

El dato

Caída

En agosto la actividad frigorífica vacuna cayó con relación a julio, afectada por el cese de comercialización de hacienda ocurrido durante la cuarta semana del mes, y por los 10 días de huelga de SENASA que dificultó el movimiento de animales a faena, a pesar de lo cual se superó el nivel de faena del mismo mes del año anterior

Fuente: El Litoral

Publicidad