22 de septiembre de 2015 11:31 AM
Imprimir

En Uruguay solo 1% de los casos de abigeato termina con procesamientos

En los primeros cuatro meses del año hubo 428 denuncias.
Los procesamientos sobre el total de denuncias presentadas por abigeato se ubican en alrededor de 1%, una cifra que es considerada muy baja en el ámbito agropecuario, reveló a El Observador la asesora jurídica de la Federación Rural en materia de seguridad rural, Fernanda Maldonado.
Este tipo de delitos registra un aumento en el primer semestre de este año con relación a igual período de 2014, aunque se debe aclarar que en muchos casos los productores no lo denuncian, con lo cual a veces no coinciden las cifras oficiales con los datos manejados en el sector rural, agregó la asesora de la FR.
Durante los primeros cuatro meses de 2015, los casos de abigeato denunciados sumaron 428 contra 392 de igual período de 2014, según cifras oficiales del Ministerio del Interior.
Maldonado resaltó la importancia de que se estén integrando las comisiones departamentales de seguridad rural que dispuso este año el Poder Ejecutivo, muchas de las cuales ya estaban funcionando a impulsos de la FR, como ocurre en los departamentos de Salto, Paysandú, Rivera, Tacuarembó y Florida.
Maldonado valoró de forma positiva las palabras del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, pronunciadas el sábado pasado en el discurso de cierre de la Expo Prado, cuando anunció el envío de un proyecto de ley al Parlamento sobre este tema durante el segundo semestre del año.
La profesional explicó que “el gran problema es que un juez no dimensiona de igual manera el robo de una oveja que el de una bicicleta o una garrafa” de supergás. Los dos delitos son excarcelables y depende si pide el procesamiento con o sin prisión.
“Es una avance fundamental” la propuesta de Aguerre, dijo Maldonado, aunque aclaró que “no solo desde el punto de vista legislativo se ataca el problema. El robo de una oveja o una bicicleta “tiene la misma pena, pero varía en cuanto a los agravantes”.
La asesor legal de la FR opinó que “muchas veces este tema pasa por lo se llama tener conciencia agropecuaria”, al argumentar que “en algunas ocasiones en el ámbito judicial no se le da tanta importancia cuando se roba una oveja, a cuando se roba una garrafa o una bicicleta”.
Maldonado dijo que “esto parte desde la formación de los funcionarios judiciales porque cuando se va a la facultad o a los cursos que se brindan, el conocimiento que se ofrece tiene muy poco ver con ese aspecto del derecho agrario”.

Aplausos para Aguerre

El cambio legislativo que impulsará el gobierno “puede pasar por la tipificación del delito, acompañada de una gran concientización de los daños que está causando el abigeato. Los dos aspectos tienen que ir de forma paralela”, dijo Maldonado.
Hace años que los dirigentes ruralista vienen impulsando cambios legislativos no solo por el tema abigeato, sino también por otros delitos que vienen ocurriendo en el medio rural, dijo ayer Maldonado al programa Tiempo de cambio de radio Rural.
La abogada de la FR celebró las opiniones del ministro Aguerre porque se necesitaba que un actor político importante tomara “la bandera de este tema”, que era lo que se venía reclamando en el sector desde hace tiempo.

Inquietud oficial

Por otra parte, a nivel de la Comisión Nacional de Seguridad Rural existe también la inquietud en el Ministerio del Interior por la nueva dimensión que adquieren los robos en el medio rural, que va más allá del abigeato y la mortandad causada por los perros en jaurías y otros predadores, para transformarse en un delito global en el ámbito agropecuario, dijo a El Observador una fuente de esa comisión.
Esa realidad ocurre principalmente en departamentos próximos a Montevideo, como Canelones, San José, Florida y Colonia, donde además de abigeatos ocurren delitos de robos y copamientos.
Por esa razón, desde el Ministerio del Interior se procura que las Brigadas de Prevención y Represión del Abigeato (Bepra) se transformen en Brigadas Rurales.
Por ejemplo, en San José han ocurrido robos como el de un generador de energía, que se pudo descubrir por un chip instalado en el equipo, o un camioncito con varias personas que visitan predios y cuando no sale nadie desvalijan las casas de los establecimientos, así como hubo copamientos en San José y Florida.

Robos condicionan futuro de la producción

El presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Alejandro Gambetta, destacó a El Observador que el ministro Tabaré Aguerre abordó en la Expo Prado un tema relevante para los productores ganaderos y en particular del sector ovino. Dijo que aguardan que se logren resultados concretos en la labor conjunta de actores públicos y privados para que este delito empiece a disminuir. Esta situación es una condicionante para que muchos productores sigan en el rubro, sobre todo los más pequeños y los que están más próximos a las ciudades
Fuente: Observa

Publicidad