22 de septiembre de 2015 14:38 PM
Imprimir

Los salarios más bajos están en el agro y en los servicios

Los datos oficiales muestran que en el último año los sueldos netos tuvieron una suba de 29,7%. Si se compara esta variación con la medición oficial de precios, que fue del orden del 15%, se observa que el aumento del salario prácticamente duplicó a la marcha de los precios.

Con unos $58.000 mensuales los que trabajan en la producción de petróleo, gas, carbón y uranio son los asalariados mejores pagos, según el informe sobre Evolución de Puestos de Trabajo y Remuneraciones de los Asalariados dado a conocer este lunes por el INDEC.

 

En tanto, aquellos trabajadores que realizan tareas de los cultivos de hortalizas y legumbres tienen los salarios más bajos, con un promedio de menos de $5.500, es decir menos de la décima parte de los más altos.

 

Los datos oficiales muestran que en el último año los sueldos netos tuvieron una suba de 29,7%, en tanto que las remuneraciones totales subieron casi 30% (29,9%). Si se compara esta variación con la medición oficial de precios, que fue del orden del 15%, se observa que el aumento del salario prácticamente duplicó a la marcha de los precios. Mucho más modesto es el avance del poder adquisitivo real si se toman mediciones privadas de inflación que ubican el aumento del índice en cerca del 27 por ciento.

 

 

 

Cabe señalar que la mitad de los asalariados percibe una remuneración mensual de hasta $6.500 por mes y en el último año el salario se incrementó un 30%, siempre según los datos oficiales.

 

Los trabajadores “con categoría técnica” perciben una mediana de $7.500 en tanto que los profesionales unos $10 mil. El promedio de las horas trabajadas de los hombres es de 43 por semana y las mujeres que perciben en promedio unos $5.400 pesos unas 32 horas. En tanto, la mitad de los hogares tiene un ingreso mensual de 10.180 pesos, según informó el INDEC.

 

Con una suba de casi 41%, el rubro Consorcios de Propietarios registró el mayor aumento, seguido por la explotación de minas y canteras que vieron ajustadas sus remuneraciones en 37%.

 

Por el contrario, los menores aumentos en las remuneraciones netas se dieron en la industria manufacturera (28,9%) y actividades inmobiliarias (28,7%), sectores que en el plazo de la medición (segundo trimestre de 2014 contra igual período del año en curso). sufrieron una retracción en el nivel de actividad.

 

Entre los sectores productivos, la minería metalífera es otra de las actividades que paga remuneraciones altas, del orden de los $34.000 mensuales seguido de la producción de automotores, con casi 32.700 pesos.

 

Varios rubros de los servicios se encuentran también al tope de los ingresos, como es el caso del transporte aéreo de pasajeros y carga con sueldos superiores a los 35.500 pesos.

 

En tanto, los buques de pasajeros y el servicio de electricidad rondan los $31.000, en tanto que la media para los empleados bancarios se acerca a los 30.000 pesos.

 

Entre los sectores de ingresos más bajos se encuentran los servicios agrícolas y ganaderos y los cultivos industriales y de frutas, con salarios que fluctúan entre los 6.100 y los 6.600 pesos mensuales.

 

Al respecto se interpreta que estas bajas remuneraciones son consecuencia de la difícil situación que afecta a las economías regionales, aunque también especialistas en temas laborales sostienen que las remuneraciones reales podrían ser superiores a partir de pagos no registrados.

 

La enseñanza se encuentra entre las actividades con menores ingresos, con una remuneración neta de algo más de 8.100 pesos, pese al incremento del 44% experimentado en el último año, y por debajo del servicio doméstico que supera los 11.000 pesos.

 

En tanto en relación al empleo si se compara el segundo trimestre de 2015 respecto a igual trimestre del año anterior, puede observarse que los puestos de trabajo en el sector privado presentan una variación positiva de 2,8%, llegando a 6.490.000 empleos.

 

El total de empleados estatales trepaba a 1.678.426, lo que implica 64.676 nuevos puestos laborales y en el sector privado se crearon 174.448 nuevos empleos.

 

El mayor incremento de actividad se observa en la construcción, con una suba de 8,7%, seguida por la explotación de minas y canteras, rubro que aumentó 6,5%.

Fuente: iProfesional

Publicidad