22 de septiembre de 2015 17:17 PM
Imprimir

Chile prevé un aumento del 10% en la cosecha de cereza

Las primeras estimaciones dan cuenta un aumento de la producción de cerezas en Chile en torno al 10% para la próxima temporada para ubicarse cerca de las 125.000 toneladas

Si bien habrá que esperar los efectos de “El Niño” para terminar de definir los volúmenes potencialmente comercializables en fresco, existe optimismo entre los productores trasandinos sobre la temporada que se avecina. Se estima que para la segunda quincena del mes próximo comenzará la cosecha de la primera cereza que saldrá a los mercados externos.

 

 

Las exportaciones chilenas de este producto presentaron un crecimiento constante en las tres últimas temporadas: en 2012/13 se exportaron poco más de 50.000 toneladas; en 2013/14 esta cifra aumentó a 66.000 toneladas y 2014/15 se colocaron 103.000 toneladas de esta fruta, el doble de lo exportado dos temporadas anteriores. Esta tendencia está ligada con los aumentos en la superficie plantada y la entrada de nuevas plantaciones en etapas productivas crecientes. Sin embargo, se observa también cierta variabilidad en estos últimos años originada por las condiciones meteorológicas, como heladas o lluvias al final del ciclo productivo, las que están siendo paliadas con mayores coberturas protectoras que, si bien aminoran el daño en la fruta, aumentan el costo de producción.

 

El principal destino de las exportaciones chilenas es China, hacia donde se destinaron cerca de 80.000 toneladas en la pasada temporada, lo que representa el 75% del volumen total exportado de cerezas. Si bien los precios logrados en este destino son importantes, la dependencia que tiene con este mercado deja a los productores muy vulnerables, por lo que analizan la apertura de nuevos mercados para disminuir los riesgos comerciales.

 

 

Siendo Chile el principal abastecedor de cerezas del hemisferio sur, los cambios en el volumen de las exportaciones pueden afectar directamente los precios obtenidos por el producto. Pero siempre existe una excepción a la regla. China y Estados Unidos presentaron en esta última temporada aumentos en el precio de los embarques chilenos de cerezas, lo que fue especialmente notorio en la fruta que ingresó al gigante asiático, donde los precios pasaron de un promedio de 7,78 a 8,86 dólares por kilo FOB de fruta, no obstante que los volúmenes enviados a ese país aumentaron un 44%. Este mayor precio repercutió en un aumento en el precio medio total de las cerezas exportadas por Chile. Durante la temporada 2014/15 las condiciones meteorológicas fueron benignas para la fruta, lo que determinó un nuevo aumento en la producción e influyó —esta vez sí— en una caída en los precios, que llegaron en promedio de la temporada a 5,75 dólares por kilo FOB.

Fuente:

Publicidad